Reparación | Vendían coches a los que les faltaban piezas y otras estaban sujetas con bridas

Uno de los afectados llevó su coche a un taller oficial donde le confirmaron que era imposible arreglar el vehículo. Han sido detenidas 6 personas en Galicia y Castilla-La Mancha.

Vendían coches a los que les faltaban piezas y otras estaban sujetas con bridas Vendían coches a los que les faltaban piezas y otras estaban sujetas con bridas
Vendían coches a los que les faltaban piezas y otras estaban sujetas con bridas

La Guardia Civil ha destapado una banda de estafadores dedicada a la venta de vehículos de ocasión. La organización estuvo asentada durante varios meses en la localidad lucense de Sarria y trasladó recientemente su logística a Castilla-La Mancha, desde donde vendían coches en todo el territorio nacional.

Las denuncias de varios afectados por actividades ilícitas pusieron en marcha la investigación. El modo de actuar era ofrecer coches en Internet a precios bajos por los que los compradores tenían que adelantar el 50 o el 100% del precio como reserva. En algunas ocasiones no recibían el vehículo y en otras las características diferían de la oferta.

Un afectado, según publica La Voz de Galicia, adquirió hace unos cuatro meses un Mercedes por el que pagó 12.500 euros. A las pocas semanas el vehículo le marcaba en el salpicadero 'modo protección motor'. Decidió consultarlo en un concesionario y el diagnóstico fue que el coche había sufrido un incendio, le faltaban piezas y otras estaban sujetas con bridas. "El concesionario y el perito me certificaron que no valía para arreglar", asegura. Denunció el caso y solo obtuvo vagas promesas del taller lucense que se lo vendió.

Los seis integrantes de la banda consiguieron estafar alrededor de medio millón de euros. En el momento de su detención les fueron intervenidos 12.000 euros en metálico, abundante documentación y fueron precintados 13 automóviles de alta gama. Operaban en Toledo, Ciudad Real y Sarria.

El número de personas afectadas por la red desarticulada en la operación denominada Carroza asciende a una treintena y las cantidades que habrían estafado oscilan entre los 10.000 y los 20.000 euros.

La intervención de mayor relevancia se llevó a cabo en una casa de compraventa de vehículos en Sarria. El establecimiento permaneció abierto al público durante unos tres meses y cerró hace unas semanas. Las ofertas de vehículos se llevaban a cabo en varios portales de Internet, tanto en los creados con el nombre de las propias empresas que ofrecían los coches como en portales especializados en la venta de todo tipo de artículos de segunda mano.

A pesar de estar la operación en marcha y de haberse practicado tres detenciones, todavía se podían encontrar estos días en Internet ofertas de venta de coches de varias de las empresas que están siendo investigadas en esta operación, según publica el citado medio.

Los miembros de esta organización criminal recurrían para sus intervenciones a crear un entramado de empresas que se constituían para la venta de vehículos. Una vez que adquirían los coches de alta gama los vendían a personas insolventes para evitar de esta manera hacer frente a posibles denunciantes. Este modo de operar lo utilizaron en varias ocasiones.

Otro de los trucos que utilizaban era el de establecer los plazos de entrega en 90 días. Por este motivo es posible que el número de estafados sea todavía mayor y no se conozcan nuevos datos hasta dentro de unas semanas.

Cada miembro de la banda conocía a la perfección su cometido y funciones. Unos se responsabilizaban del apartado comercial ofreciendo los vehículos, otros se encargaban de reducir de manera fraudulenta los kilómetros y los restantes, del cobro a los posibles compradores.

La operación policial se saldó con la detención de tres personas en Sarria, Toledo y Ciudad Real. En tres casos el juez dictaminó el ingreso en prisión, aunque dos quedaron en libertad con cargos y el último en libertad bajo fianza.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña