Reparación | El Seprona descubre un “taller-carnicería” en Valmojado (Toledo)

Productos cárnicos encontrados en el interior del taller Productos cárnicos encontrados en el interior del taller
Productos cárnicos encontrados en el interior del taller

Sin duda, resulta mejor delegar el mantenimiento de los vehículos de la empresa en un buen taller profesional y separar esta tarea de su actividad principal. Sobre todo si se dedica a la manipulación de productos cárnicos y lácteos y no tiene mucho espacio para hacerlo. El Seprona ha descubierto una nave dedicada a trabajos de reparación de vehículos en la que también se almacenaban alimentos en una cámara frigorífica… que además estaba desconectada.

La nave está situada en Valmojado (Toledo). Según la Guardia Civil, la carne y los productos lácteos eran manipulados en las mismas zonas de la nave en las que se llevaban a cabo reparaciones de los vehículos utilizados por la empresa. Así, se pudieron encontrar en el suelo manchas de sangre y aceite de motor mezcladas entre sí.

Según la Guardia Civil, en aquella nave se manipulaban y almacenaban productos cárnicos y lácteos junto con repuestos, aceites, filtros y neumáticos usados de automóvil, así como otros residuos habituales en un taller. El administrador de la empresa fue detenido y los productos alimentarios, destruidos, evitando así que pasaran al consumo humano.

En total, se almacenaban unos 2.500 kilos de alimentos. Para los más curiosos, su desglose es el siguiente: 960 kilos de carne de ternera, trece cajas de carne de cordero, once cajas de carne de pollo, 49 cajas de productos de casquería, 60 conejos y 1.940 unidades de productos lácteos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña