Reparación | Revisar los neumáticos o la batería, clave para los desplazamientos seguros en Navidades

Midas recomienda revisar también en los mantenimientos escobillas y líquido refrigerante.

Los neumáticos de invierno son una buena opción para las inclemencias climatológicas. Los neumáticos de invierno son una buena opción para las inclemencias climatológicas.
Los neumáticos de invierno son una buena opción para las inclemencias climatológicas.

Con la llegada del invierno y la bajada de temperaturas el coche debe estar preparado para las salidas por carretera y más aún si tenemos en cuenta que la DGT prevé durante estas Navidades más de 16 millones de desplazamientos. Por este motivo, desde Midas recomiendan que los vehículos tengan en buen estado todos sus elementos de seguridad.

Los neumáticos son de los principales aspectos que deben encontrarse en un óptimo estado para estas salidas. Las lluvias, la formación de hielo sobre el asfalto y unas ruedas en mal estado pueden provocar accidentes.

Por ello, los profesionales recomiendan antes de salir comprobar la presión, dibujo y ranuras (con una profundidad mínima de 1,6 mm). No obstante, los neumáticos de invierno son una buena opción para ciertas zonas en las que las inclemencias climatológicas pueden suponer un problema, ya que garantizan una buena adherencia y evitan deslizamientos.

En cuanto a las escobillas son otro elemento importante en esta época. Si las gomas están estropeadas las gotas de lluvia no se limpiarán bien por lo que es recomendable poner unas nuevas.

Por otro lado, la batería es uno de los dispositivos que más puede sufrir en el periodo invernal, ya que son sensibles a temperaturas extremas. Desde Midas alertan que las baterías usadas no suelen resistir las heladas muy acusadas.

Además, recomiendan cambiarlas cada 4 o 5 años, aunque su vida dependerá del uso que se haga del vehículo, del tipo de batería y la marca, entre otros factores.

Por último, en cuanto al líquido refrigerante, es esencial para asegurar una buena temperatura del interior del motor y suministrar agua caliente para la calefacción. Sin embargo, con las bajas temperaturas, el este líquido puede variar, por lo que los profesionales aconsejan comprobar sus niveles con el motor siempre en frío.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña