Reparación | Racetorations, el restaurador de antiguos Porsche

El establecimiento se encuentra en Madrid y únicamente trabaja con dos modelos del fabricante alemán.

Racetorations, el restaurador de antiguos Porsche. Racetorations, el restaurador de antiguos Porsche.
Racetorations, el restaurador de antiguos Porsche.

Gonzalo Mancisidor es un apasionado de los coches que convirtió su afición por los coches antiguos en una oportunidad de negocio. Sus primero pasos, según explica en un artículo publicado por Expansión, fueron en la organización del campeonato de Europa de Fórmula 3.

En el Campeonato de Europa GT, su equipo corría con un Porsche 997 y, entre carrera y carrera, explica Mancisidor, desmontaban el coche por completo para sustituir las piezas desgastadas y buscar la manera de mejorar el rendimiento. Aquellas fueron sus primeras restauraciones de vehículos del fabricante alemán.

En 2013, inauguró Racetorations y, actualmente, realizan restauraciones ligeras e integrales, mantenimientos, reconstrucción de motores, carrocería, pintura, mecánica y suspensiones, entre otros, para Porsche 911 y 356.

Ubicado en Paracuellos del Jarama (Madrid), en este taller los coches son los auténticos protagonistas, explica el dueño del establecimiento; un lugar donde los clientes acuden a trabajar en sus Porsche.

“Eso es algo que nos diferencia del resto: puedes venir un día entre semana y encontrarte a un directivo del Ibex35 con una bata disfrutando mientras limpia o restaura las piezas de su Porsche", explica Mancisidor.

Asimismo, en el mencionado artículo, apunta que hoy en día se emplea, junto con sus dos mecánicos, en cinco proyectos de restauración completos. Hasta ahora han llevado a cabo ocho restauraciones integrales y otras 15 parciales.

El proceso se inicia con el desmontaje de los vehículos y un baño de ácido para, después, reconstruir pieza a pieza todo el coche.

El proceso de renovación de uno de estos automóviles puede llevar de seis a ocho meses y tiene un precio de 60.000 euros, aproximadamente. En cambio, si se trata de una puesta a punto, el precio ronda los 2.000 euros.

Por otro lado, Mancisidor subraya que otro de sus servicios es el trabajo de inspección previa a la compra de este tipo de coches, que evita sorpresas a sus propietarios en un futuro. Así, en un coche restaurado, explica, se debe “comprobar que la restauración esté hecha de acuerdo con las especificaciones originales, que los trabajos estén documentados y no dejarnos impresionar por la estética, la pintura y los brillos”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña