Reparación | Pasos para realizar una correcta diagnosis en el taller

Los sistemas electrónicos son básicos en la detección de averías, aunque también es importante el conocimiento de los profesionales.

Los talleres cuentan con avanzados sistemas de detección y diagnóstico de averías Los talleres cuentan con avanzados sistemas de detección y diagnóstico de averías
Los talleres cuentan con avanzados sistemas de detección y diagnóstico de averías

Los profesionales de los talleres mecánicos cuentan actualmente con avanzados sistemas de detección y diagnóstico de averías que permiten localizar los posibles problemas que sufre un vehículo.

Pero, ¿cómo se debe realizar el proceso de diagnosis de forma correcta para dar un buen servicio al cliente? Grupo Serca publica un post en el que señala que los técnicos deben combinar su experiencia y conocimiento con los sistemas de tecnología que hay a su disposición.

Así, por un lado, los técnicos pueden recurrir a los manuales de los fabricantes, que contienen una diagnosis guiada. A partir de los síntomas que posee el coche o ciertos códigos de error, se puede encontrar una solución y un sistema para arreglarlo.

Además, los profesionales, explica el artículo, pueden acudir a una técnica llamada diagrama de Ishikawa que permite detectar el problema basándose en los conocimientos de los especialistas.

Para ello, tras saber los síntomas, se lleva a cabo una lluvia de ideas con las causas que lo pueden provocar y se ordenan de la más sencilla a la más difícil, atendiendo a criterios de costes, dificultad y lentitud. A continuación, se van realizando las comprobaciones necesarias hasta solucionar la avería.

Por otro lado, está la detección mediante diagnosis electrónica, ya que la avanzada tecnología de los coches actuales requiere estos sistemas de comprobación que ayudan a los técnicos a saber de forma más precisa cuál es el problema, aunque Serca subraya que nunca hay que dejar de lado la experiencia y el conocimiento de los profesionales.

Durante el mencionado proceso de exploración, se conecta el vehículo a los ordenadores para realizar el primer diagnóstico, elaborando un informe detallado del problema. Después, se vuelve a conectar con la centralita reparar y reprogramar el ordenador interno del automóvil.

Aunque en los primeros años en que se trabajaba con la diagnosis electrónica cada fabricante tenía su propio sistema, en la actualidad ya no es imprescindible pasar por el concesionario oficial, ya que los talleres cuentan con suficiente tecnología y herramientas electrónicas especializadas.

El post concluye señalando que, además, los ordenadores ayudan a comprobar si el vehículo ha quedado en perfectas condiciones tras la reparación y si todo el sistema funciona correctamente.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña