Reparación | Oscaro y los desguaces, ¿en Ancera?

Oscaro y los desguaces, ¿en Ancera? Oscaro y los desguaces, ¿en Ancera?
Oscaro y los desguaces, ¿en Ancera?

¿Deben negocios como Oscaro y los desguaces formar parte de una patronal de recambistas? Esta es la pregunta que se hace Ancera, ante la proliferación de nuevos modelos de comercialización de recambios y su pretensión de involucrarse en organizaciones como la que preside Miguel Ángel Cuerno.

Esta polémica cuestión fue tratada en el transcurso del XXVI Congreso de Ancera. Durante la misma, Miguel Ángel Cuerno planteó directamente a los asistentes si deberían admitir como asociados a Oscaro y a los desguaces, que han solicitado su ingreso en distintas ocasiones.

El distribuidor online de piezas francés Oscaro facturó cerca de tres millones de euros en España en 2011. Aunque algún asistente comentó que no hay motivo para negarle la entrada a Ancera, ya que se trata de “un competidor más”, la gran mayoría se mostró en contra. El principal argumento es el hecho de que Oscaro, pese a contar con oficina comercial en nuestro país, ubicada en L´Hospitalet de Llobregat (Barcelona), compra sus productos en el mercado francés y tiene toda su logística en Francia. “Mientras compren en Francia, no deberían entrar”, comentó Antonio Pujadó, presidente de Cecauto.

Respecto a los negocios de desguace, la gran mayoría también se ha mostrado reacia a dejarles entrar en Ancera. “Los desguaces venden piezas que afectan a la seguridad vial y al medio ambiente sin ningún control de calidad. Con estas condiciones, no creo que deban integrarse en Ancera”, señaló Jesús Lucas, director comercial de Cecauto. Por otro lado, Cuerno comentó que el desguace cada vez es más competidor del recambista: “Los desguaces se están quedando sin coches y sin piezas usadas y se están metiendo cada vez más en el negocio del recambio nuevo”, destacó.

El debate continuó preguntando a los asistentes si los distribuidores de recambios deben vender a los boxes de reparación y también a los talleres ilegales. La opinión generalizada ha sido que el papel de los recambistas no es controlar si estos negocios cumplen o no con la legislación; eso les corresponde a las patronales de talleres y a instituciones como Consumo. “Cuando yo vendo a un taller, no tengo ninguna obligación legal de exigirle que me demuestre que tiene todo en regla”, señaló Antonio López, gerente de Reynasa. En este mismo sentido se manifestaron otros recambistas y representantes de las patronales de talleres.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña