Reparación | Nueva regulación sobre la gestión de vehículos al final de su vida útil

El decreto fomenta la reutilización de piezas y sistematiza la información que deben suministrar fabricantes y gestores de residuos.

Los vehículos al final de su vida útil se tratarán en un centro autorizado de transformación. Los vehículos al final de su vida útil se tratarán en un centro autorizado de transformación.
Los vehículos al final de su vida útil se tratarán en un centro autorizado de transformación.

El Gobierno acaba de aprobar un Real Decreto sobre los vehículos que han llegado al final de su vida útil y cuyo uso ya no es adecuado porque generan un gran volumen de residuos.

Con el fin de reducir el impacto medioambiental y llevar a cabo una mejor recuperación de los materiales, la legislación europea estipula cómo deben diseñarse los nuevos vehículos y el método para recoger y tratar los residuos generados.

Siguiendo esta línea, la nueva normativa ratificada por el Consejo de Ministros se adapta a la Ley de residuos y suelos contaminados en aspectos como las operaciones de comprobación, limpieza o reparación de componentes de automóviles que se hayan convertido en residuos y que se preparan para reutilizarse.

Además, el decreto hace alusión a las obligaciones de los fabricantes e importadores para organizar y financiar la recogida y gestión de los vehículos al final de su vida útil, así como el tratamiento de los residuos generados.

Por otro lado, la regulación introduce por primera ver objetivos con porcentajes de preparación para la reutilización con el objetivo de fomentar la economía circular. Para ello, todos estos coches deberán tratarse en un centro autorizado de transformación, donde se descontaminen y se separen las piezas que puedan ser reutilizadas.

El Gobierno destaca la importancia del establecimiento de objetivos mínimos de preparación para la reutilización, ya que permite conocer la cantidad de piezas que se comercializan en el mercado de segunda mano. A esto se suma que la clarificación en la cadena de tratamiento del vehículo permitirá combatir más eficazmente el desguace ilegal.

Por su lado, los productores de vehículos deberán presentar un informe anual sobre la puesta en el mercado de vehículos, así como los residuos generados, recogidos y tratados, que se unirá a la memoria anual que elaboren los gestores de residuos en las operaciones de tratamiento de vehículos al final de su vida útil.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña