Reparación | La ITV detectó 5,8 millones de fallos graves en 2013

Aumentaron el 3,3% respecto al año anterior. Además, el 18% de los vehículos no superó la primera inspección.

El balance de la actividad de las ITV en 2013 certifica el deterioro del estado del parque automovilístico en España y al mismo tiempo debería suponer una mayor carga de trabajo para los talleres. El número de fallos graves en los vehículos inspeccionados en el año pasado alcanzó los 5,8 millones, el 3,3% más que en 2012. Los que más comunes se registraron en los sistemas de alumbrado y señalización (23,8%), ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (22,2%) y frenos (16,3%). Los fallos graves en estas dos últimas categorías crecieron el 7% respecto a 2012.

En el caso de los frenos, la asociación Aeca-ITV recalca que se repararon casi un millón de fallos en talleres en 2013 después de que por este motivo los vehículos no superaran la inspección técnica obligatoria. En total, el elevado número de reparaciones posteriores a la ITV podría haber evitado 170 víctimas mortales, 11.000 heridos y otros 11.000 accidentes de tráfico, según un estudio del Instituto de Seguridad Vial de la Universidad Carlos III.

En el caso de los fallos leves detectados por las ITV en 2013, el aumento fue aún mayor, un total de 13,4 millones, el 8,7% más. Los defectos leves con más incidencia fueron alumbrado y señalización (36,8%), acondicionamiento exterior, carrocería y chasis (16,5%), motor y transmisión (18,8%) y frenos (12,1%).

Las estaciones de ITV revisaron en España casi 18 millones de vehículos en 2013, el 5,6% más que en 2012, una prueba más del aumento de la edad media del parque automovilístico. De todas estas inspecciones, destaca el hecho de que uno de cada cinco vehículos (18%) no pasó la primera prueba al encontrar los técnicos de las estaciones más fallos de todos los tipos, leves y graves.

Este 18% de vehículos que no superó la primera inspección supone que más de 3,2 millones presentaron seis millones de defectos graves, según señala Aeca-ITV, la entidad que agrupa a las empresas que gestionan las estaciones de control técnico. Luis Rivas, secretario general de la asociación, aclara que existen muchos más vehículos cercanos a los 11 años y, dentro de ellos, “en torno a dos millones, circulan con la ITV caducada”. “Son vehículos de elevada antigüedad, que evitan la inspección no por el coste de ésta, sino porque se les detectarán fallos graves que supondrán reparaciones importantes”.

Si desglosamos las cifras del control técnico por tipo de vehículo, los más rechazados fueron los camiones para transporte de mercancías con peso máximo autorizado de más de 3.500 kilos, con un porcentaje del 26,7%, y los remolques y semirremolques, que fueron rechazados en la primera inspección hasta en el 25,5% de las ocasiones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña