Reparación | Hella ofrece a los conductores diez claves para viajar seguro en invierno

Recomienda revisar los elementos del coche a los que más afectan las bajas temperaturas.

Hella ofrece a los conductores diez claves para viajar seguro en invierno Hella ofrece a los conductores diez claves para viajar seguro en invierno
Hella ofrece a los conductores diez claves para viajar seguro en invierno

Con el puente de diciembre, y la Navidad a la vista, los traslados por carretera aumentan, unos viajes que con las bajas temperaturas obligan a extremar las precauciones y cerciorarse de que el vehículo que utilizamos se encuentra en perfectas condiciones para emprender la marcha.

Por este motivo, Hella ofrece a los conductores 10 claves para hacer su trayecto "más seguro".

1. Luces. Ante condiciones climatológicas adversas, "lo más importante es ver y ser visto", apunta Hella. Por eso, antes de iniciar la marcha, "asegúrate de que todos los faros del vehículo funcionan correctamente y están bien regulados. Recuerda también que en determinadas condiciones es obligatorio el uso de las antiniebla", señala.

2. Escobillas limpiaparabrisas. Asegurar su correcto funcionamiento (que no dejen surcos ni rastros o hagan ruidos molestos). "Si no es así, es el momento de cambiarlas".

3. Batería. Con el frío existe más riesgo de que la batería se descargue. Por este motivo Hella recomienda revisar su nivel de carga y revisarla en el taller a partir de que cumpla su tercer año, "y, por si acaso, no olvides llevar las pinzas".

4. Frenos. "Los elementos de frenado son uno de los sistemas activos más importantes en la seguridad del vehículo. Que se encuentren en perfecto estado es vital para evitar posibles accidentes, sobre todo cuando el firme se encuentra dañado o las condiciones meteorológicas juegan en nuestra contra", apuntan desde Hella.

5. Neumáticos. Es "recomendable", sobre todo si se va a pasar por zonas donde el frío sea intenso, cambiar los neumáticos por unos de invierno. También Hella, aconseja revisar que el dibujo tenga la suficiente profundidad y que la presión sea correcta, ya que con el frío tiende a bajar. "Para compensar ese efecto, es normal añadir hasta 0,2 bares de presión respecto a otras épocas más cálidas. ¡Y no te olvides de las cadenas!", recuerda.

6. Líquido anticongelante. Cuando el vehículo está mucho tiempo parado y hace mucho frío, un líquido en mal estado puede causar graves daños en los manguitos e incluso en el motor. Es aconsejable "cambiarlo cada 2 años".

7. Amortiguadores. Influyen tanto la distancia de frenado como en la estabilidad del vehículo, por eso son tan importantes, sobre todo cuando el suelo está mojado. Si se encuentran en mal estado, la estabilidad puede empeorar hasta el 40%, y la distancia de frenado se puede alargar hasta el 35%. "Hay que tener en cuenta que comienzan a ser menos eficaces a partir de los 30.000 km, momento en el que debes acudir a tu taller de confianza para su revisión o cambio", recomienda.

8. Calefacción.
Hella aconseja revisar que todos los elementos del sistema de calefacción estén a punto antes de emprender el viaje. "Comprueba también el aislamiento del coche para evitar que el calor se escape".

9. Aceite del motor. Durante los meses de invierno es aconsejable cambiar el aceite "por uno más fino, es decir, menos viscoso".

10. Conducción más prudente.
Por último, Hella recomienda evitar reacciones bruscas, mantener la distancia de seguridad y usar marchas largas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña