Reparación | ¿Debe pagar el cliente si no sigue adelante con la reparación?

Retrasar las revisiones es peligroso para la seguridad Retrasar las revisiones es peligroso para la seguridad
Para el taller, es fundamental que consten las operaciones y su precio en el resguardo de depósito en estas situaciones

En ocasiones, los clientes renuncian a la reparación de un vehículo, ya sea al no aceptar el presupuesto inicial o rechazándola cuando ésta ya se ha iniciado. También puede ocurrir que la diagnosis no dé con ninguna avería. En ese caso, surge la duda de si el cliente debe o no abonar las operaciones ya realizadas.

En el caso de que no se haya detectado ninguna anomalía o el cliente no acepte el presupuesto, según la patronal de vendedores de vehículos Ganvam, las operaciones realizadas podrán cobrarse si todas ellas aparecen junto a su precio en el resguardo de depósito u orden de reparación.

El usuario también puede desistir de la reparación en cualquier momento, siempre y cuando abone al taller el importe de los trabajos realizados hasta ese instante.

En cualquier de los dos casos, el taller tiene que devolver el coche en las mismas condiciones en las que fue entregado, por lo que puede retirar los repuestos y materiales que se hayan incorporado.

Si no es posible su recuperación, el cliente tendrá que pagar esas piezas incorporadas y aquellos elementos adquiridos de forma específica para la reparación presupuestada.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña