Reparación | Conocer los 'malos humos' permite adelantar la visita al taller

Autoscout enseña en un reportaje qué avería puede esconder el color de los humos del tubo de escape.

Conocer los 'malos humos' permite adelantar la visita al taller Conocer los 'malos humos' permite adelantar la visita al taller
Conocer los 'malos humos' permite adelantar la visita al taller

La mayoría de conductores no sabe detectar ni interpretar las 'señales' que emiten sus vehículos y que les están avisando de una avería en ciernes o ya avanzada. Ruidos, crujidos, tirones, el humo del tubo de escape... Son numerosos los indicios que pueden anticipar una visita al taller.

Para reconocer qué pueden signficar los 'malos humos', Autoscout ha publicado una 'mini-guía' para que los conductores pueden reconocer qué significa una nube de color negra cada vez que acelera, o bien una de color blanco, o con tintes azulados… En todo caso, el portal de compraventa aconseja llevar el coche a un establecimiento de reparación para evitar que, por dejadez, el coste sea más elevado debido al mayor número de piezas que haya que sustituir.

De este modo, plantea que si el color del humo es negro suele producirse en los motores turbodiésel porque en el cilindro se está quemando más carburante del necesitado. Apunta que ocurre en acelerones y que se produce por una obstrucción del filtro del aire del motor o algún problema en los inyectores.

Por su parte, el humo gris, asegura el reportaje, es difícil a simple vista porque tras este fallo existen múltiples causas: se puede estar quemando aceite, un defecto en la ventilación… Los expertos indican que es una de las averías más graves y costosas.

En el caso de que sea azul (los casos menos probables, según afirma el portal), significa que se está quemando mucho aceite, lo que puede provocar una descenso considerable de su nivel y que se llegue a gripar el motor.

Por último, si sale una humareda blanca, según Autoscout, en principio es probable que no haya ningún problema ya que ese humo blanco puede ser fruto de la condensación de agua en el escape (por ejemplo, en noches muy frías). Aunque si la densidad es consistente nos alerta de que se quema líquido refrigerante, que se introduce en el motor a través de la junta de la culata o una grieta en el propio bloque.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña