Reparación | Condenan al dueño de un taller por ocultar droga en un bidón

La droga busca escondites extraños. Incluso un taller de reparación de automóviles puede servir para ocultar un alijo. Este fue el caso de un establecimiento de Santillana del Mar (Cantabria), donde la Guardia Civil encontró una bolsa con 2,8 kilos de hachís y 38 gramos de cocaína dentro de un bidón. Su responsable ha sido condenado a tres años de prisión y 35.000 euros de multa.

Según la prensa cántabra, la Guardia Civil realizó una inspección de las actividades industriales del taller en enero de 2009. Los agentes revisaron la zona destinada a almacenar los residuos contaminantes procedentes de la reparación de vehículos, donde descubrieron el bidón que contenía la droga.

Se calcula que la droga incautada por la Guardia Civil, demasiada para ser considerada para consumo propio del acusado, podría alcanzar un valor de venta en la calle de 17.713 euros. Un sobresueldo tentador, sobre todo en tiempos de crisis que, eso sí, puede acabar saliendo muy caro.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña