Reparación | Coches autónomos y conectados, el futuro del sector

El 82% de los directivos cree que estos elementos supondrán una revolución en la industria automovilística.

Ser un proveedor de servicios orientado al cliente adquiere la máxima importancia, según el informe. Ser un proveedor de servicios orientado al cliente adquiere la máxima importancia, según el informe.
Ser un proveedor de servicios orientado al cliente adquiere la máxima importancia, según el informe.

Digitalización y conectividad serán dos de las tendencias más relevantes en el sector de la automoción durante los próximos años, según las conclusiones de la 17ª edición del ‘Global Automotive Executive Survey’ de Kpmg al que acudieron 800 ejecutivos de la industria procedentes de 38 países y 2.100 conductores de todo el mundo.

Dicho informe subraya la relevancia que adquieren la tecnología y los datos generados por los vehículos para fidelizar la relación entre los consumidores y las marcas. Así, el 82% de los directivos cree que estos elementos supondrán una revolución en el sector, según publica TIC Pymes.

Dieter Becker, responsable de Automoción de Kpmg, afirma que “nada va a ser igual en el sector” y añade que “convertirse en un proveedor de servicios orientado al cliente adquiere la máxima importancia a la hora de cubrir sus necesidades actuales”.

En cuanto a la gestión de los datos, el 32% de los directivos considera que los compradores confían en los fabricantes para estas cuestiones. Frente a ello, el 54% de los conductores indica que sólo confiarían en sí mismos como propietarios de los datos generados en el automóvil.

Por su lado, Francisco Roger, socio responsable del sector Automoción de KPMG, apunta que “los clientes son conscientes del valor de sus datos”. Así, el 82% de los conductores declara que los beneficios económicos obtenidos a cambio de sus datos es una atractiva ventaja, seguida de los incentivos comerciales (75%) y los servicios individualizados y experiencias de usuario dirigidas al cliente (71%).

Sin embargo, los ejecutivos dan prioridad a los servicios individualizados y a la experiencia de usuario durante el ciclo de vida del cliente, así como a los planes de incentivos (88%), por delante de las ventajas económicas (82%).

No obstante, cabe destacar que hay un sector que prefiere no recibir nada a cambio de los datos generados por los vehículos: el 30% entre los conductores y el 43% entre los directivos.

Por otro parte, el estudio subraya que los fabricantes son conscientes de que no se están reflejando las novedades en sus modelos de negocio y que el 35% de los encuestados e espera que las marcas tradicionales revolucionen la industria en los próximos años.

A estos les siguen las tecnologías de la información (TIC), con el 30%, seguidas de los servicios de pago móviles (11%), los proveedores de nuevos servicios financieros (7%) y las empresas de reciente creación (3%) como protagonistas de la futura innovación.

Entre estas nuevas tecnologías destaca la conducción autónoma, que para la mayoría de los directivos se convertirá en un importante criterio de elección en los próximos años. No obstante, de momento, el 20% de los consumidores se muestra reticente a este tipo de innovaciones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña