Reparación | Claves para fidelizar al cliente del taller a través de la recepción activa

GT Motive explica cómo utilizar esta herramienta para incrementar la satisfacción de los usuarios.

Claves para fidelizar al cliente a través de la recepción activa Claves para fidelizar al cliente a través de la recepción activa
Claves para fidelizar al cliente a través de la recepción activa

Uno de los retos a los que se enfrenta el taller de reparación y mantenimiento es mejorar atención al cliente, para mejorar su satisfacción e incrementar la rentabilidad del negocio.

Para conseguirlo, GT Motive ha elaborado un artículo en el que explica cómo hacer uso de una "herramienta" efectiva denominada “recepción activa”.

Este concepto se basa en proporcionar al cliente información clara y detallada sobre el estado de su vehículo antes de su reparación sin buscar ofrecer al cliente algo que no necesita.

De esta manera, “el propietario del vehículo toma un papel más activo y su satisfacción aumenta gracias a un diagnóstico más preciso, rápido y transparente, que da lugar a una relación más sólida con el taller”, asegura la consultora de software.

La recepción activa da protagonismo al cliente, a sus necesidades y sus deseos; es decir, recibir el coche en las mejores condiciones, en el menor tiempo y con un precio justo.

Así, todo comienza cuando el vehículo llega al taller, momento en el que un profesional inspecciona de manera exhaustiva el estado del coche con el cliente al lado.

Además, se aprovecha para resolver cualquier duda que le pueda surgir al dueño, todo ello antes de la entrada en el taller, para evitar futuros imprevistos.

De este modo, el taller ofrece, de manera inmediata, un presupuesto de reparación detallado de las operaciones que realizar, su coste y el tiempo necesario.

Entre las ventajas que la recepción activa proporciona a los profesionales, GT Motive destaca:

- Mejora su imagen, transmitiendo mayor profesionalidad y eficacia.
- Genera mayor confianza y fidelidad.
- Diagnóstico más eficaz, al reducirse los riesgos de no detectar posibles averías o defectos.
- Se evitan costes inesperados para el cliente que puedan generar una mala imagen del negocio.
- Predetección de anomalías en el estado del vehículo.
- Transparencia en las operaciones.
- Mejora de la calidad del servicio y de la satisfacción del cliente.
- Se maximizan las ventas.

Si quieres ver un ejemplo del proceso que implica la recpeción activa, puedes ver un vídeo demostrativo pinchando aquí.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña