Reparación | Certificaciones en usados, más negocio para el taller

Un mecánico Un mecánico
Un mecánico

Más negocio para los talleres. La asociación provincial de Automoción de Ciudad Real quiere que los compradores de vehículos de segunda mano adquieran los coches con todas las garantías posibles. Para ello, propone que una entidad independiente de los compraventas realice una certificación del estado del automóvil, lo que redundaría en una mayor ocupación para los talleres.

La figura de este certificador ya existe en la actualidad, ha explicado José Manuel Úbeda, presidente de la asociación ciudarrealeña, a Infotaller.tv y lo que es necesario es que se legisle sobre ella. Esta asociación pide que el uso de los certificados en las operaciones de compraventa sea obligatorio.

Estos documentos detallarían el estado real del coche: desde kilometraje al estado de los sistemas tan importantes como los de seguridad activa y pasiva. Así, los talleres tendrían que revisar y reparar los dispositivos para garantizar su buen estado de los automóviles.

Los certificadores, a su vez, estarían auditados, al prestar este importante servicio. Ahora, estas compañías se encargan de facilitar a los usuarios que lo demandan y que pagan por ello un historial del automóvil que se va a adquirir. De esta forma, el nivel de calidad y de garantía de los vehículos se mantendría elevado.

Úbeda calcula que el coste de este documento sería del 0,5% del valor de venta del vehículo, lo que, aunque encarecería la factura final del coche, aseguraría al comprador que el automóvil está en las condiciones en las que el vendedor afirma que está. En la actualidad, son muchos los "piratas" que ponen en grave riesgo a los usuarios que son engañados en la compra de coches usados, al no existir una forma "oficial" de certificación.

Esta certificación debería complementar a la documentación que ya obliga la ley a entregar a los compradores y en la que se detalla, por ejemplo, si el automóvil ha pasado o no la inspección técnica de vehículos (permiso de circulación).

Úbeda ya ha propuesto esta medida a la federación regional del sector en Castilla La Mancha y está preparando la presentación a la nueva directiva de la patronal de talleres Cetraa y a la entidad responsable de Consumo de Ciudad Real, con el fin de ir dando a conocer la idea.

"Queremos establecer un control de calidad en la compraventa de los vehículos usados que sería similar, por explicarlo más fácilmente, a las estrellas que se conceden a un hotel y que hace que su cliente ya sepa las características que va a encontrar en el mismo", ha asegurado Úbeda.

La certificación sería expedida en el mismo momento de la operación de compra. De este modo, un coche que haya sufrido un accidente después de pasar la ITV tendría en su historial el arreglo del mismo y el estado actual.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña