Reparación | Bosch hace que el smartphone sea la nueva llave de los coches

Gracias a una aplicación, los dueños de los automóviles podrían autorizar a otros conductores a usar sus coches.

La enseña apunta que el sistema facilitará la gestión de los coches compartidos La enseña apunta que el sistema facilitará la gestión de los coches compartidos
La enseña apunta que el sistema facilitará la gestión de los coches compartidos

La compañía Bosch acaba de desarrollar un nuevo sistema denominado ‘Perfectly Keyless’ con el que pretende que los conductores prescindan de las llaves físicas del coche y que con un smartphone sean identificados por un sensor del vehículo de forma que el coche se abra automáticamente.

“Una vez que esta identificación se ha producido, el vehículo se desbloquea sin necesidad de una llave física. Del mismo modo, no se necesita ninguna llave para arrancar el motor o para bloquear el coche de nuevo al final de un viaje”, explica Harald Kröger, presidente de la división Bosch Automotive Electronics.

Además, la firma alemana explica que gracias a una aplicación, los dueños de los automóviles podrían autorizar a otros conductores a usar sus coches mediante un proceso protegido contra el acceso no autorizado que enviaría una clave virtual adicional a través de la nube a otros smartphones.

Todo ello, apunta la enseña, permitirá a los proveedores de servicios de coches compartidos y a los operadores de flotas de vehículos gestionar el acceso y las claves con flexibilidad.

Una vez que haya concluido el trayecto y el conductor haya salido del coche, el sistema mantiene un ojo virtual en el smartphone y, al alejarse más de dos metros del vehículo, éste se bloquea automáticamente de forma segura, enviando el sistema una confirmación al teléfono del conductor para informarle de la operación.

Con el fin de que funcione este dispositivo, los fabricantes de automóviles tendrán que instalar en sus vehículos sensores de proximidad, que registran la distancia y en qué dirección se está acercando el conductor, y una unidad de control, que administra la clave de seguridad digital y asegura que los smartphones, la nube y los sistemas del vehículo se comuniquen.

La firma subraya que en el caso de que el móvil se perdiera, la clave digital se puede desactivar de forma online, bloqueando el acceso al coche. Y mientras se genera una nueva clave de seguridad, el usuario podrá utilizar la llave física tradicional.

Bosch asegura que este sistema se diferencia de los que hasta ahora han salido al mercado porque esta nueva tecnología permite que no sea necesaria una llave física con un chip que los conductores tengan que llevar consigo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña