Reparación | Audi es investigada por la supuesta manipulación de emisiones diésel

El foco se encuentra en el uso de motores diésel V6 de 3 litros para el mercado europeo, según la fiscalía.

La fiscalía ha comprobado la sede central de Audi y una de sus plantas de producción en Alemania
La fiscalía ha comprobado la sede central de Audi y una de sus plantas de producción en Alemania

La fiscalía alemana ha comenzado esta semana un proceso de investigación en la sede central de la compañía Audi, en Ingolstadt, y en su planta de producción, en Neckarsulm, ambas en Alemania, buscando documentos relacionados con la supuesta manipulación de las emisiones de los vehículos diésel.

Asimismo, se han revisado casas privadas como parte de dicha investigación relacionada con sospechas de fraude y publicidad ilegal en, al menos, 210.000 vehículos en Europa y Estados Unidos desde 2009. No obstante, el foco se encuentra en el uso de motores diésel V6 de 3 litros para el mercado europeo, según la fiscalía.

Por lo que se refiere a la investigación de los motores diésel de Audi en Estados Unidos, hay 14 personas bajo sospecha, aunque ninguna de ellas es actualmente miembro del consejo de administración.

Audi admitió en noviembre de 2015 que sus motores diésel V6 de 3.0 litros estaban equipados con un dispositivo considerado ilegal en el mencionado país americano para evitar los límites de emisiones establecidos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña