Reparación | Atra calcula que las reparaciones dejarán de caer en 2016

La patronal prevé que la bajada en el número de operaciones se situará en el 1% este año en Pontevedra.

Las reparaciones caerán en Pontevedra el 1% en 2015, según Atra. Las reparaciones caerán en Pontevedra el 1% en 2015, según Atra.
Las reparaciones caerán en Pontevedra el 1% en 2015, según Atra.

La venta y reparación de vehículos remonta el vuelo en 2015 en Pontevedra. Mientras las matriculaciones crecerán por encima del 10% en la provincia (menos que la media nacional), la caída de las reparaciones parece haber tocado fondo.

La patronal de talleres Atra prevé que, aunque todavía no se ha logrado detener el descenso en el número de reparaciones, éstas se aproximan al crecimiento con una bajada para este año del 1%, mientras que esta cifra será positiva el próximo.

El descenso en el volumen de negocio se debió los últimos años, según Atra en un reportaje de La Voz de Galicia, a dos factores, como lo son la "competencia desleal de los talleres clandestinos y la presión de las compañías aseguradoras".

Así, la asociación lamenta que éstas se conviertan "en clientes", desplazando al conductor, con lo que las compañías están en una posición "de dominio", según José Rodríguez, director de la patronal.

En palabras de Álvaro Hermida, asesor de Atra, se produce una "injerencia", cuando una aseguradora "puede desviar un cliente tradicional" de un taller a otro, "que no han subido sus precios, una falta de respeto a los demás talleres", sentencia Rodríguez.

Para evitar abusos, Atra recomienda a los profesionales que realicen su propia valoración. Según la asociación, muchos talleres se ven obligados a realizar "reparaciones sin garantías" por el bajo presupuesto.

En cuanto a las ventas, Enrique Fontán, presidente de Atra, calcula que la caída de las ventas durante la crisis se sitúa en el 70% y considera que el punto de inflexión real será este año, mientras que "2016 será mejor y nos pondrá rumbo a datos del año 2008", asegura.

"La gente piensa que si no se venden coches nuevos, los usuarios llevan el viejo al taller a arreglarlo", cuenta. Sin embargo, desmonta esta afirmación con una explicación sencilla: "La gente cuida más los coches nuevos, a uno con más años le cambian el aceite en casa", afirma Fontán. Prueba de ello es que durante los años de las crisis, los talleres de han perdido clientes durante ocho años seguidos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña