Neumáticos | Un incendio devasta el cementerio de neumáticos de Seseña

Podría provocar el desalojo de la cercana urbanización de 'El Quiñón', conocida por ser la que levantó Paco 'el Pocero'.

Un incendio devasta el cementerio de neumáticos de Seseña Un incendio devasta el cementerio de neumáticos de Seseña
Un incendio devasta el cementerio de neumáticos de Seseña

Un incendio desatado en la madrugada de este viernes en el cementerio de neumáticos de Seseña, el más grande de Europa, ha consumido más del 80% de las 11,4 hectáreas que ocupa este vertedero ilegal.

El retén de emergencias consiguió establecer un cortafuegos que salvará de las llamas unas tres hectáreas del terreno. El fuego se inició en la zona del vertedero situada en Valdemoro (Madrid) y generó llamas de hasta 20 metros de altura y una nube tóxica que se propagó rápidamente por el viento.

El incendio ha sido controlado y perimetrado, aunque las autoridades tuvieron que solicitar la incorporación de dos hidroaviones a las tareas de extinción (nivel 2 de alerta), que se alargarán durante varios días por la especial combustión de los neumáticos.

Los habitantes de 'El Quiñon', la popular urbanización que levantó Paco 'el Pocero', acabaron siendo desalojados por el riesgo de intoxicación debido a la nube tóxica provocada por el fuego.

El cementerio ocupa unas 100 hectáreas de terreno entre Madrid y Toledo.
El cementerio ocupa unas 100 hectáreas de terreno entre Madrid y Toledo.

El 70% de la parcela se encuentra en Seseña (Toledo) y el 30% restante en Valdemoro (Madrid) y en ellas se acumulan unas 100.000 toneladas de neumáticos.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, explicó a El Mundo que la Guardia Civil, en una primera aproximación, cree que el origen pudo ser "intencionado" porque la lluvia y las condiciones meteorológicas de los últimos días hacen muy complicado que el fuego prenda de la manera en que lo ha hecho.

En este sentido se ha pronunciado también el alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, quien ha señalado además que, del mismo modo que cuesta mucho sofocar un incendio de neumáticos, también cuesta mucho trabajo que prendan fuego, de ahí que apoye la hipótesis de que las llamas han sido provocadas: "Se veía venir", ha afirmado.

Hace aproximadamente ocho meses el Gobierno regional de Madrid, el de Castilla-La Mancha y el Consistorio de Seseña decidieron afrontar la situación y establecieron una especie de ultimátum para limpiar el área y triturar gran parte de las ruedas al entender que existía un riesgo real para la ciudadanía y los servicios.

El origen de esta situación se sitúa en la empresa Disfilt S.A. dedicada a la fabricación de neumáticos y cámaras de caucho, así como a la reconstrucción y recauchutado de neumáticos. En 2003 la actividad fue declarada ilegal por contravenir las normas medioambientales.

La compañía acumuló numerosas multas de Seseña, Castilla-La Mancha y la propia Comunidad de Madrid:en 2011 con 90.000 euros por parte de la segunda y con 600.000 por la Junta y el Ayuntamiento de Seseña, según han aclarado a Europa Press fuentes de la Consejería.

Incluso, en 2009, un juez condenó al propietario -en paradero desconocido- a tres meses de prisión por un delito contra el medioambiente. Fue aquel año cuando el Gobierno regional tuvo conocimiento de que los residuos habían traspasado la originaria frontera manchega y habían conquistado parte de la localidad madrileña de Valdemoro, pero los residuos siguieron acumulándose hasta 2011

En pasado mes de febrero, el consistorio toledano y la empresa que estaba encargada del desmantelamiento del cementerio resolvieron el contrato. Así, Desechos y Gestión de Ruedas Iberia S.L., comenzó los trabajos en julio de 2013, y llegó a procesar cerca de 11.000 toneladas de neumáticos.

Sin embargo, la bajada del precio del petróleo, el hundimiento del precio del acero y el descenso de la demanda de combustible para la valorización energética han imposibilitado que el reciclado se realizara al ritmo que estaba previsto.

Así, el consistorio dejaba vía libre al Ministerio y a las Consejerías de Medio Ambiente de las dos comunidades afectadas para que adoptaran la solución que consideraran más efectiva para finalizar su eliminación.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña