Neumáticos | La etiqueta europea del neumático cumple dos años

Dos de cada tres compradores la utilizan en su decisión de compra, según la Comisión de Fabricantes de Neumáticos.

La etiqueta europea del neumático cumple dos años La etiqueta europea del neumático cumple dos años
La etiqueta europea del neumático cumple dos años

El 1 de noviembre de 2014 se cumple el segundo aniversario de la entrada en vigor del etiquetado europeo del neumático. Buen momento, por tanto, para hacer balance de su implantación. "Dos años después de su introducción podemos valorar muy positivamente su contribución al fomento de una actitud responsable por parte de los compradores españoles de neumáticos. Cada vez son más los que conocen el etiquetado, saben interpretarlo y adquieren uno u otro neumático conscientes de sus beneficios en términos de seguridad vial y de eficiencia energética”, señala José Luis Rodríguez, directo del Consorcio del Caucho.

De hecho, dos de cada tres compradores de neumáticos utilizaron los datos de la etiqueta para tomar su decisión de compra. Pero queda mucho camino por recorrer todavía: “A pesar del esfuerzo realizado por las marcas de neumáticos, los talleres y profesionales que los montan y los medios de comunicación, aún queda mucho por hacer, tanto en materia de conocimiento del etiquetado por parte de los automovilistas, como en el control por parte de las autoridades de algunas etiquetas presentes en el mercado que no se adecúan a la normativa”, añade José Luis Rodríguez.

La etiqueta del neumático ha servido también para mejorar la calidad media de las cubiertas que se comercializan en el mercado. El 72% de los fabricantes cumple con las obligaciones inherentes a la etiqueta, porcentaje que alcanza el 100% entre los de cubiertas premium, según datos ofrecidos por la Comisión de Fabricantes de Neumáticos. Entre los fabricantes de marcas budget, el porcentaje baja al 64%, mientras que los de gama media alcanzan el 80%.

Cumplidos dos años desde su implantación, los objetivos del etiquetado europeo se agrupan en tres grandes bloques. El primero es la mejora de la eficiencia energética y medioambiental y la seguridad del transporte por carretera. El segundo, ofrecer una información estandarizada al usuario final en aspectos como ahorro de carburante (resistencia a la rodadura), seguridad (adherencia en superficie mojada) y contaminación acústica (ruido de rodadura exterior). El tercer objetivo es la promoción de la innovación tecnológica del producto.

En el acto convocado por la Comisión de Fabricantes de Neumáticos (integrado por Bridgestone, Continental, Goodyear, Michelin y Pirelli) para “celebrar” este segundo aniversario del etiquetado, sus responsables también valoraron positivamente la inminente prohibición, a partir del 1 de noviembre de 2014, de los neumáticos con calificación 'G' en el apartado de consumo energético y los de nota 'F' en el caso de adherencia en superficie mojada.

Esta normativa “expulsará” del mercado al 6% de la oferta actual de neumáticos por no cumplir el mínimo de eficiencia energética exigible y al 4% de cubiertas con baja adherencia. Aunque la efectividad de esta norma se verá reducida por los 30 meses de período de adaptación previsto, lo que permitirá durante ese tiempo vender las cubiertas en stock con estas características.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña