Neumáticos | Casi 8 de cada 10 conductores no comprueba la presión de los neumáticos una vez al mes

Sólo cinco de cada diez confirman si la profundidad de dibujo es correcta.

El 43% de los conductores europeos cambian los neumáticos en invierno. El 43% de los conductores europeos cambian los neumáticos en invierno.
El 43% de los conductores europeos cambian los neumáticos en invierno.

Bridgestone afirma en un reciente estudio que solo el 43% de los conductores europeos cambian los neumáticos al inicio del invierno.

Esto viene a corroborar las conclusiones de otras investigaciones europeas que ponen de relieve que muchos conductores no prestan el correcto cuidado a sus neumáticos.

Así, por ejemplo, un estudio realizado por Profacts asegura que el 76% de los automovilistas no comprueba la presión de los neumáticos una vez al mes y el 54% solo confirma si la profundidad del dibujo es correcta una vez al año o nunca.

En trabajos llevados a cabo por otras instituciones (Ipsos, Gipa o la Asociación Danesa de Importadores de Neumáticos) se observan las diferencias que hay por países en Europa. Mientras que en Polonia el 92% y en Alemania el 88% de los conductores utilizan neumáticos de invierno, en Francia sólo lo hacen el 23% y el 8% en el Reino Unido.

En cambio, en Dinamarca el 18% de los usuarios mantiene los neumáticos de invierno durante el verano (dato extrapolable a un buen número de países del continente).

El análisis realizado por Bridgestone muestra, además, que los conductores de familia, principalmente padres, son el grupo que más cambia a neumáticos de invierno cada año.

El fabricante también señala que “el uso general de neumáticos de invierno en Europa está en aumento por la climatología de los últimos años y por las nuevas regulaciones de seguridad vial”.

“Los componentes especiales y el diseño de la banda de rodadura hacen que los neumáticos de invierno estén preparados para permanecer blandos y flexibles en condiciones de frío, proporcionando tracción y agarre a bajas temperaturas en superficies secas, mojadas y heladas”, explica la enseña.

Sin embargo, la empresa añade que “a medida que la temperatura aumenta, los neumáticos de invierno pierden estos beneficios, el agarre disminuye y la banda de rodadura comienza a desgastarse más rápidamente”.

De este modo, las pruebas realizadas por la compañía muestran que el rendimiento entre los neumáticos de verano e invierno, en términos de frenado y conducción en temperaturas más cálidas, varía entre el 30% y el 8%, respectivamente.

Por ello, Bridgestone recomienda el cambio de neumáticos de invierno a los de verano cuando llega el calor. Además, aconseja comprobar la presión de inflado de los neumáticos una vez al mes y medir la profundidad del dibujo "para lograr una conducción más segura".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña