Neumáticos | Prevén acabar con el cementerio de ruedas de Seseña en tres años

Acumula 90.000 toneladas de neumáticos y una superficie equivalente a 12 campos de fútbol.

Prevén acabar con el cementerio ilegal de ruedas de Seseña en tres años Prevén acabar con el cementerio ilegal de ruedas de Seseña en tres años
Prevén acabar con el cementerio ilegal de ruedas de Seseña en tres años

La gestión de neumáticos usados sigue siendo un problema en todo el país. El caso más llamativo y alarmante es el del mayor cementerio ilegal de neumáticos de Europa —situado en Seseña (Toledo) y a tan solo 400 metros de una zona urbana—, puesto que actualmente se apilan 90.000 toneladas.

La cifra ha sido aún mayor. La acumulación —unos cinco millones de ruedas abandonadas que ahora ocupa una extensión equivalente a 12 campos de fútbol, con pisos de hasta tres metros de altura— ha llegado a superar las 100.000 toneladas.

Por eso, próximamente se reunirán representantes de todas las partes implicadas (Ayuntamiento, Ministerio de Medio Ambiente y gestores) para buscar una solución global que acabe con el cementerio en un plazo de tres años.

Este vertedero de caucho nació en 2002, cuando se concedió una licencia municipal para destinar ese espacio para gestionar los neumáticos uados y proceder a su reciclaje.

Tras años de permisividad administrativa ante las malas prácticas de las empresas gestoras, retirada de licencias y multas por delito contra el medio ambiente, en 2011 definitivamente se dejó de sumar kilos.

Sin embargo, la retirada desde entonces se ha producido a cuentagotas. Hasta llegar a la situación actual.

El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha asegurado que la empresa Tracsa “puede ser una de las posibilidades” para que los neumáticos vayan desapareciendo progresivamente.

Además, la nueva gestora podrá “convertirse en nexo entre las distintas administraciones e iniciativas que puedan surgir para resolver el problema en el menor tiempo posible”, añade.

A juicio de Velázquez, “el Ayuntamiento no es competente” en esta materia, sino que son “la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha lo que deben solucionar un problema para toda España”. Aun así, “ la autoridad local lleva desde 2011 planeando actividades para retirar las miles de toneladas de neumáticos”, afirma el alcalde.

El objetivo es llevar a cabo la trituración de los neumáticos y utilizarlos para hacer combustible en altos hornos o cementeras, aislar edificios, insonorizar carreteras, o usarlo para campos de fútbol de césped artificial.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña