Neumáticos | España produce unas 300.000 toneladas al año de neumáticos usados

El incendio de Seseña ha planteado muchas cuestiones sobre su destino final.

Para su reciclaje son imprescindibles las tasas que abonan los consumidores. Para su reciclaje son imprescindibles las tasas que abonan los consumidores.
Para su reciclaje son imprescindibles las tasas que abonan los consumidores.

¿Qué ocurre con los neumáticos usados? ¿Cuál es su destino final? El incendio de Seseña ha planteado muchas cuestiones sobre estos elementos que deben pasar por un correcto proceso de reciclaje para evitar su deterioro, contaminación y accidentes como el que ocurrió en mayo.

Pese a estar fuera de la lista de materiales peligrosos recogidos por la Ley de residuos y suelos contaminados, Signus (Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados) explica que producen un impacto paisajista importante.

España produce unas 300.000 toneladas anuales de neumáticos usados teniendo en cuenta las recogidas por Signus, TNU y los procedentes de primer equipo.

Para su reciclaje son imprescindibles las tasas que abonan los consumidores al comprar uno de reposición: 80 céntimos en ruedas de motos, 1,3 euros las de turismos, 2,3 euros las de una camioneta o más de 11 euros las de un camión.

De acuerdo con el Real Decreto sobre gestión de neumáticos usados de 2006, el importe se calcula en función de lo que cuesta su gestión ambiental una vez acabada su vida útil.

Signus explica que los talleres son los encargados de recoger los neumáticos y solicitar su recogida gratuita. A continuación, se transportan hasta las plantas de clasificación, donde se separan los que pueden ser reutilizables (en el mercado de ocasión o recauchutados) de los que están pensados para otros fines.

Estos últimos son convertidos en materiales de construcción de carreteras, suelos de parques infantiles, rellenos de césped artificial para campos de fútbol, calzado, combustible sólido recuperado, fabricación de cemento, generación de energía eléctrica y procesos de pirólisis.

No obstante, Signus indica que “existen algunos flujos de neumáticos usados no regulados, como los procedentes de los vehículos de desguaces y los de gran envergadura de maquinaria industrial”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña