Neumáticos | Consecuencias de una suspensión en mal estado para las ruedas

Amda recuerda la importancia de realizar revisiones periódicas donde se detecten fallos que eviten un desgaste prematuro de los neumáticos.

Consecuencias de una suspensión en mal estado para las ruedas. Consecuencias de una suspensión en mal estado para las ruedas.
Consecuencias de una suspensión en mal estado para las ruedas.

Unos neumáticos de calidad, en buen estado y con la presión correcta no son suficientes requisitos para garantizar las prestaciones y la seguridad adecuada a los conductores. Además, es necesario que la suspensión se encuentre en perfectas condiciones, ya que es un factor que influye en el comportamiento del vehículo y en el desgaste de las cubiertas.

Por este motivo, desde la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (Amda) se subraya la importancia de realizar revisiones periódicas en talleres especializados, donde se puedan detectar fallos en este sistema que generen un desgaste prematuro que provoque situaciones de peligro.

La organización indica que la suspensión necesita unas cotas concretas para su correcto funcionamiento, aunque puede variar por el uso o los golpes recibidos en las ruedas.

Estos parámetros son la convergencia y divergencia, la caída y el avance. Todos ellos influyen en el comportamiento del vehículo, en su seguridad y en el posible desgaste de los neumáticos, a excepción en este punto del avance, que casi no afecta al desgaste.

En lo que se refiere al ángulo de caída, explica Amda, marca la vertical de las ruedas con respecto el plano del suelo. Es decir, una caída neutra sería un ángulo recto y en ella el neumático se apoyaría de forma plana en el suelo y tendría un desgaste homogéneo.

Sin embargo, los automóviles suelen tener caídas negativas o positivas en función de su esquema de suspensión para optimizar su comportamiento dinámico.

En el caso de la caída negativa, la parte inferior de las ruedas está más separada del eje vertical que la parte superior (al contrario que en la positiva). Si se desajusta, el coche pierde estabilidad y acelera el desgaste de los neumáticos.

Por otro lado, los expertos recuerdan que las ruedas del mismo eje no son totalmente paralelas, sino que tienen cierta convergencia o divergencia. Si estas cotas se modifican, los neumáticos no rodarán bien.

Por último, la asociación apunta el importante papel en la seguridad y el efecto que tienen en los neumáticos los amortiguadores, ya que si no están en buen estado, no permiten que las ruedas dibujen de modo adecuado las irregularidades del asfalto, perdiendo contacto momentáneamente con el firme y reduciendo el agarre.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña