Neumáticos | Cemento o combustible, posible destino de los neumáticos de Seseña

Dos empresas públicas han presentado sendos proyectos para el futuro de las cubiertas que 'sobrevivan' al incendio.

Cemento o combustible, posible destino de los neumáticos de Seseña Cemento o combustible, posible destino de los neumáticos de Seseña
Cemento o combustible, posible destino de los neumáticos de Seseña

El fuego que ha calcinado casi 4 de las 11,5 hectáreas del cementerio de neumáticos usados de Seseña (Toledo) continuará ardiendo entre siete y catorce días más.

Así lo estiman Francisco Martínez y Jaime González, consejeros de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha y Madrid, respectivamente, quienes han garantizado a los vecinos de la urbanización El Quiñón -a apenas 500 m del foco del incendio- que el aire que respiran ya no tiene componentes tóxicos.

Los responsables de Medio Ambiente afrontarán los planes para recuperar los neumáticos y limpiar la zona "al día siguiente" de que el fuego quede sofocado. Las propuestas que hay sobre la mesa son dos, ambas procedentes de empresas públicas.

La primera de ellas, de la empresa Tragsa, que costaría 9 millones de euros, acabaría con el reciclaje de las cubiertas en cementeras.

Por su parte, la de Emgrisa, dedicada a la gestión de residuos, supondría 5,6 millones que podrían financiarse en un 80% con fondos europeos ya que este proyecto convertiría los neumáticos en combustible que compraría la Junta para sus vehículos oficiales. Esta última propuesta la recibió la Junta de Castilla-La Mancha cuatro días antes del incendio.

Sin embargo, el incendio del vertedero ha abrasado mucho más que miles y miles de ruedas. Según publica 'El Confidencial habría quemado 80 millones de euros, el valor de las gomas si hubieran sido correctamente tratadas y recicladas. Es el cálculo que hace la empresa Grupo Soltécnica Renovables, una firma madrileña que en abril de 2015 hizo una oferta en firme al Ayuntamiento de Seseña para eliminar en dos años los cinco millones de neumáticos que había en el vertedero, construyendo un planta de reciclaje en el municipio y creando 47 empleos.

"El Consistorio nunca nos contestó. Hoy, las ruedas ya no valen nada. No se puede salvar ni el acero, que habrá quedo fundido a la goma en un pegote inservible". Un portavoz del Ayuntamiento asegura "que han recibido muchísimas ofertas de empresas en los últimos años" y que en abril de 2013 optaron por firmar un acuerdo con una empresa valenciana, Derechos y Gestión de Ruedas Iberia, que solo pudo tratar 4.000 toneladas de neumáticos hasta que rescindió el convenio de colaboración en febrero de 2016.

El incendio ha trastocado los planes de las distintas administraciones y también el valor de los neumáticos. Las estimaciones son que, una vez controlado el incendio, se han calcinado unas 50.000 toneladas de ruedas, el 63% de los neumáticos que había en el vertedero. Cifra que puede subir en los próximos días hasta que quede totalmente extinguido el incendio. Lo quemado equivale aproximadamente al total de ruedas desechadas para reciclaje en España durante un trimestre.

Por otro lado, los consejeros han detallado que la concentración de sustancias letales se reduce a capas altas de la atmósfera, según las mediciones realizadas en Toledo, Illescas, Aranjuez, Valdemoro, Villarejo de Salvanés, Aranjuez y Ciempozuelos.

Además, la mejoría ha permitido reanudar las clases en tres de los cuatro centros que las cancelaron tras desatarse el incendio, según anunció el Ejecutivo castellanomanchego. El colegio público El Quiñón, el más próximo a la zona siniestrada, continuará cerrado.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña