Electromecánica | 5 pasos para limpiar correctamente el motor del coche

Controlar la temperatura, aislar las zonas delicadas y usar aire a presión son algunos de los aspectos a tener en cuenta.

5 pasos para limpiar el motor del coche 5 pasos para limpiar el motor del coche
5 pasos para limpiar el motor del coche

El motor es una parte esencial de los vehículos a la que los profesionales deben dedicar especial atención para que dure muchos años. Pero, ¿cómo hay que limpiar este dispositivo?

SPG Talleres publica un post en el que indica los pasos que hay que seguir para realizar este proceso cuidadosamente. Así, en primer lugar, hay que proteger las superficies que pueden verse afectadas por esta limpieza. Además, el técnico tiene que asegurarse de tener el material adecuado para protegerse de cualquier posible percance.

A continuación, hay que observar si las piezas del interior del motor poseen manchas de grasa o suciedad. En tal caso, es conveniente llevar a cabo el proceso cuando el motor esté caliente, ya que las altas temperaturas facilitan que se desprendan los restos.

No obstante, es conveniente que esta zona alcance una temperatura que permita acceder a todas las zona que se deben limpiar, sin peligro de quemarnos. Para ello, es aconsejable utilizar una máquina de aire a presión para limpiar o reblandecer la zona afectada.

En tercer lugar, habrá que utilizar agua para las partes con suciedad más incrustada. Por este motivo, los técnicos se deben asegurar de que batería, filtros, carburadores, alternador, distribuidores y otros elementos delicados al contacto con el agua no queden expuestos, señala el artículo, que subraya que nunca hay que utilizar agua a presión, sino bayetas o paños.

Los productos multiusos o quitagrasas, recuerda SPG, son muy adecuados para retirar los restos de grasa de zonas previamente humedecidas. Y para los recovecos u otras zonas de difícil acceso puede emplearse un pincel o escobilla. Después puede darse una nueva pasada con agua para retirar restos y secar la zona.

Por último, se quitan las protecciones, vigilando que no quede agua alrededor. Para limpiar las zonas protegida, se pueden usar abrillantadores especiales para el motor, aunque sin producir humedad en estos lugares. Pero lo mejor es la limpieza en seco, añade el artículo. Finalizado el proceso, se arranca el motor para comprobar que todo está correcto.

SPG Talleres recuerda la conveniencia de que para este tipo de procesos, que deben hacerse cada uno o dos años, los usuarios acudan a talleres donde los profesionales conozcan perfectamente cada uno de los pasos que hay que dar y las precauciones que hay que tomar.

Además, los profesionales señalan que este tipo de mantenimiento ayuda a detectar la necesidad de reparar o cambiar piezas, y ruidos extraños durante el arranque.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña