Electromecánica | Cómo y para qué se aplica la inversión del giro en un motor monofásico

Existen diferentes formas de realizar la inversión del giro según el tipo de motor con el que se trabaje.

Motor monofásico
Motor monofásico

Un motor monofásico es un máquina rotativa alimentada por corriente eléctrica capaz de transformar la energía eléctrica en mecánica. La inversión del giro permite a estos motores ejercer fuerza mecánica en sentidos opuestos, aunque no de forma simultánea.

Como ejemplos de uso, se puede emplear para elevar una plataforma para vehículos, e invertir el giro para pararla, o como elemento de ayuda para subir o bajar las ventanillas eléctricas, cuando el coche no tiene batería, y se le acopla una alimentación externa, según explica Loctite en un artículo publicado en su blog.

Así, existen diferentes formas de realizar la inversión del giro según el tipo de motor con el que se trabaje.

Motores de fase partida. En este caso, en el momento del arranque el motor es bifásico, con sus devanados desfasados entre sí 90° para que se pueda poner en marcha. Cuando se alcanza el régimen de vueltas necesario, se desconecta el devanado de arranque y, a partir de entonces, funciona como monofásico.

La desconexión del devanado auxiliar se realiza mediante los interruptores centrífugos situados en el eje. Los devanados están conectados en paralelo a una placa de bornes y, aparte, el devanado auxiliar se suele conectar en serie a un condensador electrolítico con la finalidad de mejorar el par de arranque y su rendimiento. Se pone en marcha de forma manual, mediante un interruptor de dos polos.

Si se quiere invertir el sentido de giro se deben invertir las conexiones de uno de los devanados en la placa de bornes, en ningún caso se deben invertir las conexiones de alimentación, porque el motor seguirá girando en la misma dirección.

Motores con arranque por condensador. Al acoplar un condensador al devanado auxiliar de arranque se aumenta hasta 3 y 4 veces el par normal de giro. Por ello, se suele tratar de motores sometidos a una gran carga de trabajo: bombas, compresores, lavadoras industriales, etc.

El funcionamiento es prácticamente el mismo que el de fase partida, y por tanto la forma de invertir el giro del motor sería cambiando entre sí los terminales del devanado de arranque.

Motor de espira en cortocircuito. Se trata de un motor de baja potencia, empleado principalmente en ventiladores. Al aplicar corriente a los devanados se crea un campo magnético. Este campo magnético no es capaz por sí mismo de arrancar el motor, por lo que la corriente que pasa por la espira crea una fuerza electromotriz inducida. Al mismo tiempo, produce un flujo propio que se opone al principal, creando así un sistema de dos flujos en el que el propio está desfasado respecto al principal, lo cual permite girar al motor.

Por tanto, el sentido de giro del motor será el que va desde el eje del polo a la espira. Si se quiere invertir el sentido de giro será necesario desmontar el motor e invertir el rotor manteniendo a su vez la posición del estator.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña