Electromecánica | El eCall será obligatorio en todos los coches nuevos en 2018

El 31 de marzo de ese año todos los producidos en la UE deberán incorporarlo de serie.

Ampliar el gráfico Ampliar el gráfico
Ampliar el gráfico

Tras un aplazamiento, por fin, Europa parece haberse puesto de acuerdo. Los fabricantes de automóviles estarán obligados a introducir el sistema de llamada automática de emergencia, el denominado eCall, en todos los coches y furgonetas nuevos como muy tarde el 31 de marzo de 2018, según acaba de aprobar de forma definitiva el pleno del Parlamento Europeo.

El sistema eCall marca automáticamente el número 112, el número único de emergencia europeo, cuando tiene lugar un accidente grave. De este modo, transmite a los servicios de emergencia la localización del vehículo, incluso cuando el conductor está inconsciente o incapacitado para realizar una llamada telefónica. Se calcula que podría salvar hasta 2.500 vidas al año.

Los datos recibidos a través de eCall permitirán a los servicios de emergencia prestar asistencia en un plazo más breve a conductores y pasajeros de un vehículo accidentado. Las estimaciones sugieren que el sistema podría acelerar el tiempo de respuesta de las emergencias, el 40% aproximadamente en zonas urbanas y el 50% en zonas rurales.

Los eurodiputados han reforzado las cláusulas sobre protección de datos en esta norma para evitar el seguimiento de los vehículos equipados con eCall antes de que ocurra un accidente. Además, si se produce el siniestro, la llamada automática dará a los servicios de emergencia únicamente datos básicos mínimos como el tipo de vehículo, el tipo de carburante utilizado, el momento del accidente y la localización exacta.

El Europarlamento también ha introducido cambios en el proyecto para garantizar que los datos reunidos por los centros de emergencia no se transfieran a terceros sin el consentimiento expreso de la persona afectada. Los fabricantes deberán garantizar además que el diseño de la tecnología eCall permita el borrado total y permanente de los datos reunidos.

La legislación retrasa dos años y medio la fecha inicial que había propuesto la Comisión Europea para introducir obligatoriamente la llamada automática de emergencia, que era octubre de 2015. Esta fecha había sido respaldada también inicialmente por la Eurocámara, que finalmente accedió a retrasarla en las negociaciones con los Gobiernos para dar más tiempo a la industria a adaptarse.

Esta legislación no sólo establece obligaciones para los fabricantes de vehículos sino también para los Estados miembros. En cuanto a las normas que regulan la infraestructura que los países deben tener operativa antes del 1 de octubre de 2017 para procesar las llamadas de eCall, éstas ya entraron en vigor al final de junio de 2014.

Los eurodiputados han incluido además una disposición que obliga al Ejecutivo comunitario a evaluar, en los tres años posteriores a la primavera de 2018, si el sistema debe incorporarse a otros vehículos, como autobuses o camiones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña