Electromecánica | El 35% de los conductores circula con algún faro averiado

Según Hella, unos sistemas de iluminación y escobillas limpiaparabrisas adecuados contribuyen a reducir accidentes.

El 35% de los conductores circula con algún faro de su vehículo averiado El 35% de los conductores circula con algún faro de su vehículo averiado
El 35% de los conductores circula con algún faro de su vehículo averiado

Ya está aquí el otoño y, con él, el periodo más lluvioso del año. Con la llegada de esta estación, Hella pretende concienciar tanto a usuarios como a profesionales de la mecánica sobre la importancia de apostar por la máxima visibilidad en el vehículo. En esta época del año coinciden los dos factores que más afectan a la visibilidad en la conducción: el mal tiempo y la escasez de luz.

Para contrarrestar sus efectos y apostar por una conducción más segura, Hella destaca la importancia de usar las lámparas y escobillas limpiaparabrisas adecuadas para conseguir una visibilidad óptima. Según el fabricante, el 35% de los conductores circula con averías en alguno de los faros de su vehículo, con el consiguiente riesgo tanto para la seguridad del propio conductor como para el resto de usuarios de la vía. El objetivo, recuerda Hella, no es solo ver, sino también ser visto. Asimismo, es vital que el reglaje de los faros sea el correcto, ya que el ángulo abarcado por el haz de luz influye de manera significativa en la calidad del alumbrado.
 
Por ello, Hella recomienda pasar por el taller para revisar que estos elementos funcionan correctamente, incluyendo las luces traseras, las de freno o las antiniebla. Las luces diurnas, afirma el fabricante, mejoran sensiblemente la visibilidad, sobre todo, en las horas del día en que la luz solar es menos intensa. Según datos de Hella, el uso de estos faros podría reducir hasta el 8% los accidentes en núcleos urbanos, ya que solo con encenderlos aumenta casi el 10% la distancia a la que es percibido el automóvil.

Por su parte, asegura Hella, las escobillas limpiaparabrisas también juegan un papel fundamental en la seguridad. La lluvia, el granizo, el viento o la nieve merman la visibilidad del conductor. En estas condiciones, el uso de las escobillas adecuadas aumenta la visibilidad y reduce el tiempo de reacción ante imprevistos. Las escobillas retiran miles de litros de agua de los cristales, nieve, partículas de hielo, insectos y suciedad.

De este modo, Hella recuerda a los conductores que con una visita periódica al taller, pueden prevenir los riesgos de tener estos sistemas en mal estado. Para ellos, la compañía alemana ha creado un microsite, donde pueden encontrar, además de su gama de Iluminación para turismos y V.I., documentación y consejos prácticos para realizar trayectos más seguros.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña