Electromecánica | La capacidad de la batería se reduce por cada grado que cae la temperatura

La elección de la idónea para el vehículo y un mantenimiento preventivo evita problemas al conductor.

La capacidad de la batería se reduce por cada grado que cae la temperatura La capacidad de la batería se reduce por cada grado que cae la temperatura
La capacidad de la batería se reduce por cada grado que cae la temperatura

La batería constituye una pieza clave del automóvil: sin electricidad el coche no funciona. Su vida útil aproximada, según los fabricantes, se encuentra en torno los cuatro o cinco años. No obstante, esta duración puede verse afectada según el tipo de conducción, el número de arranques y la marca de la batería.

La batería alimenta todos los componentes eléctricos. De su buen estado, depende el correcto funcionamiento de ellos (faros, alarmas, GPS, radio, dirección ABD, sistemas de control de tracción...). Por este motivo, Elige calidad, elige confianza ha dedicado su séptima entrega de la serie ‘Una historia basada en hechos reales’ a este elemento que sufre especialmente con la llegada del frío, ya que su capacidad se reduce por cada grado que cae la temperatura.

ECEC señala que en el momento de cambiar la batería, los conductores deben tener en cuenta seleccionar el tamaño correcto, es decir, las dimensiones físicas de la batería deberán ajustarse al espacio disponible en tu vehículo.

También recuerda que es importante comprobar la polaridad y el tipo del borne y recomienda elegir la batería “con las prestaciones eléctricas que necesite el vehículo,” capacidad (Ah) y potencia de arranque en frío, CCA, (A). Cuanto más alto mejor”.

Otros factores de importancia, aseguran desde ECEC es el uso que se haga del vehículo y sus necesidades de energía, que no serán las mismas para un automóvil que realiza cortos desplazamientos diarios que uno que realiza desplazamientos largos por autopista. Tampoco serán las mismas si el vehículo utiliza la tecnología Start-Stop, que requiere de un mayor rendimiento.

Los principales fabricantes de recambios recuerdan en su folleto informativo destinado a los conductores que durante los meses más fríos, la batería sufre un mayor desgaste también debido a que las necesidades energéticas del motor se multiplican: lunas térmicas, calefacción de los asientos,... “por lo tanto, hay menos energía para cargar la batería, sobre todo durante los trayectos con mucho tráfico en los que realizamos paradas intermitentes. Necesitaremos una mayor capacidad de arranque para poder poner en marcha el vehículo”.

Todos estos factores, apuntan desde ECEC, “se verán incrementados cuantos más años tenga la batería”, por ello realiza una serie de recomendaciones como elegir una batería de calidad; instalar la batería definida para el motor o vehículo en cuestión “y nunca inferior a lo aconsejado. “La instalación de una batería con menores prestaciones que las exigidas por el fabricante del vehículo se traducirá en una pérdida de prestaciones y reducción de su vida útil de forma prematura”.

Por todo esto, Elige calidad concluye que “tanto para la elección como para el mantenimiento de la batería, acudas siempre a tu taller de confianza, que te aconsejará el cambio por una batería de calidad y adecuada a las necesidades de tu vehículo".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña