Electromecánica | El cambio del líquido refrigerante, cada año o 20.000 km

Esta operación periódica de mantenimiento evitará obstrucciones en el sistema, según indican desde EuroTaller.

También es necesario fijarse en si se produce algún tipo de fuga en el radiador. También es necesario fijarse en si se produce algún tipo de fuga en el radiador.
También es necesario fijarse en si se produce algún tipo de fuga en el radiador.

El radiador es uno de los elementos fundamentales que componen el sistema de refrigeración de un vehículo, ayudando a que la temperatura del motor sea la correcta gracias a la circulación del líquido refrigerante.

Esta función es básica, dado que si el motor se calienta en exceso, pude desembocar en averías de diversa repercusión y, al contrario, si no logra la temperatura suficiente, tendrá un mayor desgaste y consumirá más.

El radiador posee un dispositivo de entrada y otro de salida entre los que hay sendas canalizaciones que permiten el intercambio térmico entre el líquido refrigerante y el aire ambiental para enfriar el motor y que no se sobrecaliente.

Con el fin de que este dispositivo consiga su objetivo, los técnicos de EuroTaller aconsejan en un artículo limpiar esta pieza, cambiar el líquido refrigerante y revisar el sistema, al menos, una vez al año o cada 20.000 kilómetros para evitar obstrucciones.

Asimismo, los técnicos indican que también es necesario fijarse en si se produce algún tipo de fuga en el radiador, señal de que podría haber otros problemas en el sistema.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña