Electromecánica | Las baterías de litio-aire podrán superar los 600 km recorridos con una sola carga

Se caracterizan por ser acumuladores totalmente sólidos y no contener líquidos, gases o elementos inestables.

Se caracterizan por ser sólidas y no contener líquidos o elementos inestables. Se caracterizan por ser sólidas y no contener líquidos o elementos inestables.
Se caracterizan por ser sólidas y no contener líquidos o elementos inestables.

Las actuales baterías que se comercializan para los coches eléctricos son, de momento, un hándicap para la generalización de este tipo de vehículos entre los consumidores. Una corta autonomía, su peso y el número limitado en los ciclos de carga son algunos de sus problemas.

Sin embargo, los investigadores parece que han dado con una posible solución: la batería de litio-aire. Se trata de un dispositivo de almacenaje de electricidad basado en las propiedades del litio y el oxígeno gaseoso.

Mediante la asociación de ambos elementos se consigue una densidad energética más adecuada para utilizarse en baterías de entre 1.700 Wh/kg y 2.400 Wh/kg.

Estos acumuladores de energía se caracterizan por ser totalmente sólidos y no contener líquidos, gases o elementos inestables que puedan inflamarse, lo cual aporta una mayor seguridad a los vehículos.

Asimismo, los expertos aseguran que estas baterías son inocuas con el medio ambiente, ya que no contienen elementos contaminantes.

Por otro lado, su tecnología supera a las actuales baterías ya que conservan mejor y durante más tiempo la carga eléctrica, pudiendo superar los 600 kilómetros. Además, no poseen el inconveniente del “efecto memoria” que obliga a las baterías convencionales a agotar la carga para conservar la totalidad de su capacidad.

No obstante, los expertos aseguran que aún quedan unos años para que estas baterías se comercialicen. De momento, marcas como Toyota o Tesla son las que ofrecen los mayores avances en el mercado.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña