Electromecánica | Cuáles son las averías más frecuentes del embrague

El disco del embrague, el pedal, el selector, cables, engranajes y ejes son los elementos más afectados.

El disco de embrague puede tener problemas debido al desgaste o la suciedad El disco de embrague puede tener problemas debido al desgaste o la suciedad
El disco de embrague puede tener problemas debido al desgaste o la suciedad

El embrague es uno de los elementos del coche que está más sometido a desgaste debido a su uso continuado en la conducción. Por este motivo, los profesionales deben aconsejar a los usuarios emplear combustibles y lubricantes que alarguen su vida, así como una utilización correcta.

No obstante, es habitual que los propietarios de los vehículos acudan frecuentemente al taller con averías relacionadas con este elemento. Pero, ¿cómo saber si está estropeado? SPG explica en un artículo que hay varios indicativos para detectar problemas en el embrague.

En primer lugar, si patina. Es habitual que sea más evidente cuando se circula a marchas largas, pocas revoluciones y se acelera a fondo. En tal caso, puede producirse que las revoluciones suban pero no la velocidad.

En segundo lugar, el post añade que si el embrague está duro, puede que el disco haya sufrido un desgaste excesivo o que el cable de accionamiento o del sistema hidráulico de accionamiento esté dañado. Además, si el pedal tiene poco recorrido es necesario revisarlo.

Entre las averías más habituales se encuentra que el pedal no funcione bien, normalmente provocado por un mal uso del mismo, los cual desemboca en un desajuste u holgura que necesita una sustitución completa del embrague.

Asimismo, el disco de embrague es otro de los elementos que puede tener problemas debido al desgaste o suciedad. Problemas similares ocasiona el selector del embrague y, aunque normalmente es suficiente una limpieza o lubricación, a veces, es necesario sustituirlo. A esto se suman cables, engranajes y ejes, los cuales pueden sufrir daños, desgastes o desajustes diversos.

Finalmente, el conjunto de presión, indica el artículo, pese a que suele averiarse por partes, es recomendable sustituirlo por completo, ya que resulta más económico y seguro que un cambio por componentes.

Ante todos estos tipos de fallos, los profesionales deben aconsejar a los usuarios no pisar el embrague del coche parado o dejar el pie apoyado en el pedal para evitar fricciones internas que afecten al disco y provoquen un desgaste prematuro, así como una revisión y mantenimiento adecuado.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña