Electromecánica | Vulco explica a los conductores por qué un coche puede dar tirones

El fallo de la válvula EGR y el exceso de carbonilla, entre los principales factores.

Vulco explica los motivos por los que un coche da tirones Vulco explica los motivos por los que un coche da tirones
Vulco explica los motivos por los que un coche da tirones

Sentir tirones en el coche es una de las causas que motivan la visita de los usuarios al taller.

Puesto que los motivos que generan este comportamiento del motor pueden ser muy variados, la red Vulco ha explicado en un artículo algunos de los más comunes.

Entre ellos, Vulco destaca un malfuncionamiento de la EGR. La válvula EGR (Exhaust Gas Recycled, en inglés) es un sistema de recirculación de gases del escape que está ubicada entre el colector de admisión y el escape.

Su misión consiste en controlar y registrar el nivel de emisiones de óxido de nitrógeno (NOx), que son nocivas para el organismo y muy contaminantes para el medio ambiente.

La EGR está sometida a altísimas temperaturas. Al quemarse los gases, se genera carbonilla y hollín, que son el principal enemigo al que tiene que enfrentarse la válvula y que pueden dañarla.

También es habitual que la válvula EGR se averíe. Entre los factores más comunes se encuentran los restos de aceite procedentes del cojinete, la obstrucción de los tubos del turbo, tener los inyectores o los filtros de aire sucios y fallos en el sistema de purga del cigüeñal.

La válvula EGR es una de las piezas más caras de un coche, por lo que es importante tenerla en buen estado para evitar averías.

Los síntomas que indican un posible fallo de la EGR son, además de los tirones, el aumento del consumo de combustible, la pérdida de potencia, exceso de humo y ahogamiento del motor.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña