Electromecánica | ‘O3 Protégelo’, el dispositivo que consigue motores más limpios

Reduce las emisiones el 20% y optimiza el consumo de combustible.

‘O3 Protégelo’, el dispositivo que consigue motores más limpios ‘O3 Protégelo’, el dispositivo que consigue motores más limpios
‘O3 Protégelo’, el dispositivo que consigue motores más limpios

Se llama ‘O3 Protégelo’ y es un invento de un ingeniero industrial español especializado en mecánica, Isidro Moreno, que ha dedicado siete años a investigar un sistema que consiga unos motores más limpios y eficientes.

‘O3 Protégelo’ es un dispositivo que se instala en los motores. Se trata de un cilindro de aluminio con unos conectores de acero inoxidable que en el interior lleva un filtro con un reactivo con minerales naturales de óxido férrico que consigue evitar el óxido de nitrógeno (NOx) entre el 14% y el 27%, el 50% del carbono (CO) y entre el 50% y el 80% de partículas en suspensión (PM10).

Según ha explicado Isidro Moreno, los motores, por norma general, queman entre el 70% y el 85% del combustible. El resto se pierde y sale en forma de gases por el tubo de escape.

Sin embargo, asegura que su invento aprovecha el 95% del combustible, por lo que el vehículo tiene más potencia con el mismo carburante y su consumo es menor.

Este es, precisamente, el argumento con el que el ingeniero defiende su producto. Y es que, aunque ‘O3 Protégelo’ eleva el 3% las emisiones de dióxido de carbono (CO2), al final del proceso “estas emisiones también se reducen entre el 10% y el 20%”, además de conseguir un ahorro de consumo.

El dispositivo está disponible para diversas motorizaciones. ‘O3 Protégelo car’ está indicado para vehículos de hasta 2.000 cm3 y tiene un precio de 145 €. ‘O3 Van’, destinado a motores con una cilindrada de entre 2.001 cm3 y 4.000 cm3 (furgonetas, camiones medianos, 4x4 y coches de alta gama) y cuesta 230 €.

Por último, ‘O3 Profesional’, adecuado para cabezas tractoras y maquinaria pesada, se puede adquirir por 305 €.

En cuanto a su instalación, Moreno asegura que es sencillo y que tiene una vida útil de unos dos años. Para montarlo, únicamente hay que cortar el tubo de combustible en la impulsión del motor y fijarlo con unos conectores y unas bridas.

En el siguiente vídeo se puede ver la comparativa entre el comportamiento de un motor con y sin el dispositivo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña