Electromecánica | Mercedes regresa a los seis cilindros en línea, pero híbrido de 48 voltios

El sistema eléctrico hace que se pueda prescindir de la correa de accesorios, al equipar un motor de arranque capaz de aportar 15 kW adicionales de potencia.

Este motor incorpora un sistema eléctrico de 48 voltios. Este motor incorpora un sistema eléctrico de 48 voltios.
Este motor incorpora un sistema eléctrico de 48 voltios.

Mercedes-Benz acaba de anunciar su vuelta a los motores de seis cilindros en línea con el M 256, que saldrá al mercado en 2017 con el futuro Mercedes-Benz Clase S.

Mientras que marcas como BMW seguían apostando por sus motores seis en línea, Mercedes lanzaba a finales de los noventa su primer bloque V6 y, poco a poco, abandonaba los primeros.

Ahora, este propulsor biturbo tiene tres litros de cilindrada y reemplazará a algunos V6 y V8 de la firma. Además, el M 256 forma parte de una familia que irá creciendo, con opciones de cuatro y seis cilindros en línea, todos con cilindros de 500 cc, según publica Motorpasión.

Sin embargo, este regreso a los seis en línea tiene una sorpresa añadida ya que este motor M 256 incorpora un sistema eléctrico de 48 voltios que hace que se pueda prescindir de la correa de accesorios, ya que el motor equipa un motor de arranque capaz de aportar 15 kW adicionales de potencia, regenerar energía en la frenada y alimentar los sistemas auxiliares. No obstante, un sistema de 12V sigue alimentando los faros y el interior.

Por otro lado, la nueva familia de motorizaciones de Mercedes-Benz se basa en un sistema modular con cilindros de 500 centímetros cúbicos, que presenta también como novedad un diésel con esta misma disposición de cilindros (OM 656), un V8 modernizado (M 176) y dos motores de cuatro cilindros (M 264 y OM 654).

El nuevo 2.9 litros diésel (OM 656), señala el artículo, es también un seis cilindros en línea pero de gasóleo y con una potencia de 313 CV. Además, su consumo disminuye el 7% con respecto a su predecesor gracias a la combinación de pistones de acero con bloque de aluminio y a un recubrimiento mejorado de las paredes de los cilindros.

En cuanto al 4.0 litros V8 biturbo (M 176), ofrecerá 476 CV de potencia y contará con desconexión selectiva de cilindros para que en determinadas funciones sólo se utilice con cuatro cilindros. Todo ello hará que el consumo disminuya el 10%.

Por último, el cuatro cilindros de gasolina (M 264) es un 2 litros con prestaciones de V6 y menor consumo. Para ello, utiliza turbocompresores twin-scroll y un sistema eléctrico de 48V para alimentar el alternador con funciones de motor de arranque y la bomba eléctrica de agua.

En lo que se refiere al OM 654, desarrolla 194 CV y reduce el consumo del anterior 2.2 turbodiésel (OM 651) hasta el 13%.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña