Electromecánica | Mann+Hummel, filtros de habitáculo que cuidan de la salud

Según el fabricante, sus nuevos desarrollos atrapan las partículas más pequeñas, las más peligrosas.

Comparación del tamaño de las partículas por Mann+Hummel Comparación del tamaño de las partículas por Mann+Hummel
Comparación del tamaño de las partículas por Mann+Hummel

Convertir el sistema de ventilación del vehículo en un aspirador que ayude a evitar enfermedades causadas por la contaminación. Este es el objetivo que se ha marcado Mann+Hummel en el desarrollo de nuevos filtros de habitáculo, que garantizan prácticamente la eliminación al 100% de las partículas contaminadas, incluidas las más pequeñas.

Según explica el fabricante, se trata de átomos diminutos suspendidos en la atmósfera que se ocasionan, por ejemplo, por el polvo de los frenos y neumáticos en las carreteras. Cuanto más pequeño es su tamaño, más perjudiciales resultan para la salud porque penetran más directamente en las vías respiratorias.

Con el fin de proteger a los ocupantes del vehículo, el fabricante ha desarrollado elementos con medios filtrantes eficientes de última generación. Entre los nuevos filtros se encuentra el combinado CUK 26 009 y el filtro de partículas CU 26 009, que puede utilizarse como alternativa en determinados modelos de coches.

Los filtros de partículas atrapan las partículas sólidas y el polen, mientras que los combinados incorporan una capa de carbón activo, es decir, pueden eliminar también los gases nocivos como el ozono y el benzeno, así como los olores desagradables.

Según explica Mann+Hummel, cada hora entran en el interior del vehículo unos 540.000 litros de aire, por lo que es necesario utilizar un filtro de habitáculo que permita purificar bien el aire del exterior para proteger la salud de los ocupantes del automóvil, especialmente si se trata de niños o personas con alergias.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña