Electromecánica | Gear Tronic, nueva máquina de Liqui Moly para el cambio de aceite de cajas automáticas

Permite reemplazar el líquido de la transmisión por completo, limpiando y rellenando el circuito.

Gear Tronic, nueva máquina de Liqui Moly para el cambio de aceite de cajas automáticas Gear Tronic, nueva máquina de Liqui Moly para el cambio de aceite de cajas automáticas
Gear Tronic, nueva máquina de Liqui Moly para el cambio de aceite de cajas automáticas

El cambio de aceite en una caja de cambios automática es más difícil y plantea más posibilidades de errores que cambiar el aceite del motor. Para hacer este trabajo más fácil para los talleres, Liqui Moly ha desarrollado Gear Tronic, una máquina que, según señala el fabricante, "asegura que el lubricante se sustituye por completo".

La máquina y los aditivos desarrollados para ello, presentados en Automechanika Frankfurt 2016, hacen posible que los mecánicos profesionales ofrezcan "un servicio completo que incluye limpieza, lavado y llenado", según Liqui Moly.

"Un tercio de la cantidad de fluido presente en la transmisión puede ser drenada desde el cárter de aceite y la misma cantidad se repone, pero eso es todo", explica Markus Scherl, técnico de aplicaciones de Liqui Moly. En este caso, las dos terceras partes del antiguo fluido y las impurezas permanecerán en el sistema.

Gear Tronic permite reemplazar el líquido de la transmisión por completo y ofrece varias posibilidades de conexión, ya que el acceso es posible en tres puntos: a través del tubo guía de la varilla de medición, a través de las conexiones de la manguera en el enfriador de aceite de la transmisión o directamente en la transmisión.

Frente al aceite de motor, el lubricante de la caja de cambios automática no puede simplemente ser drenado y luego rellenar con líquido nuevo. Aquí se requiere un proceso dinámico para el reemplazo, según recuerdan desde Liqui Moly. "Es necesario que la cantidad presente en la transmisión siga siendo la misma durante todo el proceso. De lo contrario, el sistema electrónico del vehículo informará de un error", apunta Scherl.

En este sentido, Gear Tronic controla el proceso mediante dos escalas digitales, para asegurar que la cantidad de fluido nuevo añadido a la transmisión sea exactamente igual a la cantidad del fluido viejo retirado.

Por otro lado, así como no hay un líquido de transmisión único para todos los vehículos, no todos los coches tienen la misma conexión en el circuito de fluido. Esto varía dependiendo de la marca y el modelo. Por ello, Liqui Moly ofrece adaptadores universales, así como adaptadores para vehículos específicos.

Para sustituir el aceite de las cajas automáticas basta con introducir la cantidad de fluido en el panel de mando de Gear Tronic y la máquina se encarga del resto. Sin interrupción, la bomba transfiere al depósito el fluido usado, reponiendo exactamente la misma cantidad de lubricante nuevo.

Por último se añade aditivo ATF desde un tanque separado. Esto mejora el cambio y ayuda a mantener las juntas. "El aditivo ayuda a la transmisión a funcionar sin problemas y lo protege contra el desgaste", asegura Markus Scherl.

Después de 80.000 a 120.000 kilómetros o cada cuatro a seis años, el lubricante debe ser cambiado, recuerda Scherl que apunta que los fabricantes de transmisión tales como ZF también recomiendan el cambio de fluido, como lo hacen cada vez más fabricantes de vehículos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña