Electromecánica | Delphi crea una solución para capturar las emisiones evaporativas

Han desarrollado una técnica que calienta el cánister hasta alcanzar una temperatura de 150ºC, lo que reduce las emisiones.

Delphi crea una solución para capturar las emisiones evaporativas Delphi crea una solución para capturar las emisiones evaporativas
Delphi crea una solución para capturar las emisiones evaporativas

A medida que los vehículos van empleando más la electricidad para su funcionamiento (menos motor, más batería), surge un nuevo desafío medioambiental: ¿cómo reducir las emisiones evaporativas, es decir, esos perjudiciales vapores de combustible que permanecen en el depósito o en el cánister (filtro de carbón activo) o, peor, que salen a la atmósfera porque el motor de combustión interna lleva algún tiempo sin utilizarse? Estas emisiones contribuyen a aumentar la contaminación del aire.

El problema es que cuando un coche está todo el día aparcado al sol o se pasa varios días sin funcionar en un parking, incluso los vehículos con un motor Start-Stop, diseñado para apagarse en los semáforos y volver a encenderse cuando éste se pone en verde, pueden sumar su granito de arena a los problemas medioambientales en tan sólo unos segundos.

“Los vehículos de gasolina convencionales capturan los vapores de combustible en un depósito y los envían a la cámara de combustión para que se quemen”, explica Susan LaBine, Ingeniero Jefe de Control evaporativo y filtros de Delphi Powertrain Systems. “En el caso de los híbridos, cuando el motor de combustión interno está detenido o no se utiliza porque se emplea la batería para mover el vehículo, esos vapores no se purgan del cánister y, con menos purgas, éste resulta difícil de limpiar.”

En este sentido, los ingenieros de Delphi han desarrollado una forma "más rápida y eficaz de vaciar el cánister, calentándolo hasta alcanzar una temperatura de 150ºC. Con esta técnica, se ha demostrado que las emisiones evaporativas se reducen de manera significativa", afriman desde Delphi.

El calentador, fabricado con materiales autorreguladores, consume aproximadamente 20 vatios de electricidad de la batería de ión-litio del vehículo para debilitar los enlaces químicos de los hidrocarburos. Cuando el aire pasa por el cánister, los hidrocarburos “debilitados” se trasladan de vuelta al motor para ser quemados.

El sistema de calentamiento de carbono de Delphi elimina los hidrocarburos hasta el 25 % mejor que los sistemas de calentamiento por aire, según el fabricante y medido con el Bleed Emission Test. Esto permite a los constructores de automóviles utilizar las actuales soluciones de filtro de emisiones evaporativas para capturar los hidrocarburos en los futuros diseños. "Este sistema es más barato y requiere menor número de piezas", señala la marca.

“El motor tiene que estar en marcha igualmente para purgar el filtro de carbono (cánister) pero en lugar de en 30 minutos, Delphi puede purgarlo en 10", asegura LaBine.“Sería totalmente contraproducente hacer funcionar un motor durante 30 minutos tan sólo para quemar las emisiones evaporativas y cumplir con la normativa. Estarías cambiando un problema medioambiental por otro mayor aún.”

Al calentar el cánister, Delphi asegura que reduce "en dos tercios" el tiempo que lleva vaciarlo, mejorando así la eficiencia y reduciendo las emisiones.


Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña