Electromecánica | Cómo elegir inyectores common rail remanufacturados

Delphi ha efectuado pruebas de rendimiento y resistencia en inyectores no aprobados por equipo original cuyos resultados mostraron varias deficiencias.

Cómo elegir inyectores common rail remanufacturados Cómo elegir inyectores common rail remanufacturados
Cómo elegir inyectores common rail remanufacturados

Delphi ha finalizado recientemente una serie de pruebas de rendimiento y resistencia en algunos inyectores no aprobados por equipo original, cuyos resultados han sido "alarmantes", según ha anunciado la compañía.

Tres cuestiones en concreto observadas tras los test son las que preocupan a la firma:

Rendimiento deficiente: según indica Delphi, los talleres no autorizados no tienen capacidad para obtener un nuevo código de calibración OE. La ECU se reinicia según los parámetros del código antiguo y básicamente tiene que "adivinar" cómo funcionar. La repetición de esta inexactitud hace que el motor tenga un rendimiento deficiente debido a las correcciones de compensación. Además, la acumulación de presión ocasionada por las piezas no originales puede ocasionar un exceso de humo y ruidos irregulares del motor.

Uso excesivo de combustible: la falta de precisión en la apertura de las toberas no originales, sumada a que los talleres no autorizados no tienen capacidad para generar un código de calibración preciso, ocasiona un incremento de la inyección de combustible. "Eso no solo supone un derroche de dinero para el cliente, sino que la combustión de ese exceso de combustible puede dar lugar a un aumento significativo de los humos de escape".

Mayor desgaste y deterioro: el uso de válvulas de control no originales incrementa "significativamente" el flujo y la temperatura del sobrante del inyector. A su vez, la temperatura y la presión se acumulan en el inyector, lo que genera códigos de avería de la unidad de control del motor (ECU). Puede ocurrir que las toberas no originales se abran de manera irregular, lo que hace que los cilindros se desequilibren y se dañe el motor. Además, reutilizar los códigos de calibración antiguos ocasionará fallos de la ECU y aumentará la tensión del motor, debido a la desincronización de la inyección y a la sobrecompensación.

De acuerdo con Delphi, dentro de las repercusiones de instalar un inyector que haya sido remanufacturado o reparado con componentes o procesos "de calidad inferior", como mínimo, se expone a tener que desmontar el inyector e instalar uno nuevo. En el peor de los casos, podría tener que sustituir el motor entero.

La solución que propone la compañía es acudir a fabricantes de sistemas common rail de inyección de combustible para equipo original, que cuentan con inyectores aprobados por OE, tanto remanufacturados como reparados, además de unidades de nuevas.

A su vez, destaca que Delphi cuenta también con unos criterios de selección de cascos "muy exigentes" a la hora de decidir qué inyectores se remanufacturan. Cada uno de ellos se somete a una inspección, antes de su limpieza y desmontaje. A continuación, se vuelve a inspeccionar el producto para verificar que el cuerpo de la unidad no está dañado antes de proceder a su ensamblaje. Los productos ensamblados con partes incorrectas, pistones rotos, arañazos profundos, corrosión excesiva o a los que les faltan conectores los descartan.

"Esto supone una diferencia radical con respecto a otras supuestas empresas de remanufactura que solamente sustituyen las piezas rotas o deterioradas, mientras que otras se limitan simplemente a limpiar y sacar brillo a los inyectores", precisa la firma.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña