Electromecánica | Convertir coches de gasolina a GLP, negocio para el taller

Depósito de GLP instalado en un vehículo Depósito de GLP instalado en un vehículo
Depósito de GLP instalado en un vehículo

Ahorros de combustible que pueden llegar a situarse en torno al 50%. Esto es lo que buscan cada vez más conductores que, según la red Eurotaller, visitan los establecimientos de reparación para que sus vehículos de gasolina puedan también utilizar gas licuado o GLP en su propulsión.

Eurotaller afirma que en España circulan unos 10.000 vehículos propulsados por gas de automoción, cifra que en 2015 aumentaría hasta los 200.000. Por eso, considera que convertir vehículos de gasolina a un uso mixto con GLP es una interesante oportunidad de negocio para el taller.

La red explica que la instalación de un kit de conversión en un vehículo se puede hacer en apenas dos días. El proceso consiste en incorporar un depósito adicional, normalmente en el hueco de la rueda del repuesto, y un sistema electrónico que gestiona la inyección del gas en el motor, junto a los sistemas de seguridad y control necesarios.

Si el vehículo detecta que se agota el gas, pasa automáticamente a utiliza el depósito de gasolina. Una luz en el salpicadero avisa al conductor de esa circunstancia.

Eurotaller explica que los candidatos idóneos para esta conversión son coches seminuevos con motor de gasolina, de unos tres o cuatro años de antigüedad y que consuman más de 150 euros al mes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña