Electromecánica | 'Connected Repair' conecta los equipos de diagnosis de Bosch en el taller

El 'taller conectado' y la realidad aumentada han centrado la participación de Bosch en Automechanika Frankfurt 2016.

'Connected Repair' conecta los equipos de diagnosis de Bosch en el taller 'Connected Repair' conecta los equipos de diagnosis de Bosch en el taller
'Connected Repair' conecta los equipos de diagnosis de Bosch en el taller

El 'taller conectado', su interacción con otros servicios basados en la web y la aplicación de realidad aumentada han sido los protagonistas de Bosch en Automechanika Frankfurt 2016. Cada hora, el fabricante ha realizado en su stand diversas presentaciones que han permitido a los visitantes conocer las últimas soluciones de Bosch para el taller de una manera interactiva.

El procesamiento inteligente de datos, el auge del 'internet de las cosas' y el aumento de la conectividad de productos con su entorno ofrecen numerosas soluciones a los talleres como la programación y planificación de las citas y la mejora de los procesos de trabajo.

Permite, por ejemplo, que los datos del vehículo y el historial de reparaciones ya están disponibles en cuanto el vehículo llega al taller. El equipo de diagnosis intercambia automáticamente los datos entre sí, facilitándole al profesional del taller el acceso en tiempo real a la información del fabricante.

En este sentido, Bosch ha presentado su primer software 'Connected Repair', capaz de conectar los equipos de diagnosis de Bosch que se encuentren disponibles en el taller.

De esta forma, los datos del vehículo son puestos a disposición de todos los demás sistemas basados en ordenadores. A fin de acceder a los datos de un vehículo ya identificado, el profesional del taller sólo tiene que introducir la matrícula del vehículo o el número de bastidor en la estación de trabajo que esté utilizando.

Para sucesivas visitas, ya no será necesaria ninguna identificación adicional. A través del número de la matrícula o del bastidor se tiene acceso a la historia completa del vehículo, incluyendo el acceso a todos los resultados de las diagnosis realizadas en cualquier estación de trabajo y en cualquier momento.

Además, el software utiliza una identificación del vehículo que permite a los 'testers' individuales poder complementar parámetros específicos del vehículo. En una posterior cita, estos parámetros de identificación se utilizarán de nuevo, ahorrando así tiempo de configuración en las estaciones individuales de trabajo, "facilitando los procesos y evitando duplicidades innecesarias", asegura el fabricante.

Utilizando una imagen fotográfica, el estado del vehículo puede ser documentado por el taller en un protocolo estandarizado e imprimible. Esto permite informar a los clientes acerca de las reparaciones, a juicio de Bosch, "de una manera transparente".

Por medio de un código de activación, el software activa la conexión de todo el taller, pudiendo emplearse en cualquiera de los ordenadores del centro. Para un rendimiento óptimo, Bosch recomienda utilizar un servidor independiente.

La información sobre el ciclo de vida del vehículo se puede guardar en el taller y acceder a ella desde cada estación de trabajo individual, si fuera necesario. El uso de una interfaz estándar haría también posible la conexión con la mayoría de los sistemas de gestión del distribuidor.

Hasta el momento, los siguientes sistemas de la marca se pueden conectar usando 'Bosch Connected Repair': unidad para el servicio del aire acondicionado ACS 752; paquete de software de taller Esitronic 2.0 / KTS 5xx; alineadores de ruedas FWA 9000 y 4630 FWA; y el analizador de sistemas FSA 500.

Además, a finales de 2016, el fabricante asegura que se habrán integrado también el analizador de sistemas FSA 7xx; el comprobador de faros HTD 815; y el analizador de emisiones BEA 750 y BEA PC DE.

Por otro lado, la información adicional visualizada por la realidad aumentada es, según Bosch, la clave para un mundo tecnológico "aún más sofisticado". Dirigiendo la cámara del dispositivo hacia el vehículo, la información adicional requerida se integra en la imagen real obtenida desde una tablet o unas gafas inteligentes. Esta información puede incluir desde textos explicativos e instrucciones, manuales o diagramas de circuitos, hasta objetos tridimensionales o fotos y vídeos.

De esta manera, se pueden mostrar incluso componentes ocultos o mazos de cables. El tiempo necesario para realizar tareas sofisticadas de reparación puede reducirse entre el 10 y el 15%. Otras áreas de aplicación incluyen aprendizaje, formaciones y ventas.

Con el fin de crear aplicaciones eficientes de realidad aumentada, Bosch creó la 'Common Augmented Reality Platform (CAP)' o Plataforma Común de Realidad Aumentada, que permite la integración de contenidos digitales y visuales, por ejemplo, en la documentación técnica. Este sistema multiplataforma funciona independientemente de las tecnologías de alineación y renderización específicas. Bosch prevé que para 2018, los primeros talleres ya estarán trabajando con este tipo de aplicaciones de realidad aumentada.

Además de equipos de diagnosis de última generación tales como el KTS 560 / 590 y el comprobador digital de faros HTD 815, en el stand Bosch de Automechanika también se han mostrado otros productos destacados como la batería de litio para motos M Li-ion (galardonada en los 'Automechanika Innovation Awards 2016') y los equipos para la calibración de los sistemas DAS de ayuda a la conducción (DAS 1000). Por otra parte, también se presentan las nuevas soluciones telemáticas conectadas para pequeñas y medianas empresas que estarán disponibles para los clientes del taller.

Además de Bosch, también las marcas Beissbarth, Robinair, Sicam y OTC han presentado sus últimas innovaciones en la feria alemana.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña