Electromecánica | Coches que casi conducen solos

Sistema jam assistant de Bosch Sistema jam assistant de Bosch
La conducción automática se acerca cada vez más

Los coches que se comercializan todavía no conducen solos, pero casi. Algunos avances introducidos en automoción en los últimos años se han vuelto tan comunes que apenas reparamos en ellos. Sin embargo, los hace más inteligentes y son la antesala del futuro, que pasará por la conducción autónoma, y una buena muestra de lo que espera a los talleres.

Por ejemplo, vehículos de las marcas BMW, Mercedes-Benz, Audi y Opel incluyen dispositivos que permiten leer las señales de tráfico y visualizarlas en una pantalla situada detrás del volante. Esto se consigue a través de una cámara, que permite conocer, por ejemplo, el comienzo o el final de un tramo con velocidad limitada, o de otro donde no se puede adelantar.

Otros asistentes detectan la posibilidad de un choque inminente y avisan al conductor. El coche es capaz incluso de actuar de forma automática, frenando o variando la dirección si el conductor no reacciona, como el sistema EBA de Continental (ver noticia).

Y hablando de tomar el control del vehículo, los coches también pueden ajustar la velocidad de manera automática para mantener la distancia de seguridad gracias a dispositivos como el control de crucero adaptativo de Bosch, que ya está presente en dos de cada diez vehículos (ver noticia). Los asistentes de cambio de carril también evitan accidentes por despistes y desembocarán en sistemas que podrán hacer el cambio automáticamente (ver noticia).

Por último, y si se quiere ver de verdad a un coche conduciendo solo, no hay más que echar un vistazo a cualquier modelo con asistente automático de aparcamiento moviendo por sí mismo el volante para ajustarse al hueco (ver vídeo). O mirar un poco más allá en el tiempo para ver cómo busca un lugar adecuado en un parking con Valet Park4U de Valeo (ver noticia).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña