Electromecánica | Bosch recuerda cómo la tecnología del vehículo ahorra dinero

Sistemas de Bosch que ayudan a ahorrar combustible Sistemas de Bosch que ayudan a ahorrar combustible
Sistemas de Bosch que ayudan a ahorrar combustible

Ahorrar dinero al comprarse un coche nuevo no significa sólo regatear con el comercial del concesionario. La tecnología que posee el vehículo cuenta, y mucho, en este sentido. Bosch recuerda a los conductores que algunos de los sistemas diseñados por la compañía, muchos de ellos ya convertidos en equipamiento estándar, ayudan a ahorrar combustible y, por tanto, dinero.

Algunos de los más conocidos son los sistemas de inyección directa, tanto para motores diésel como gasolina, los dispositivos Start/Stop (ver noticia), que pueden ahorrar el 8%, el control de crucero adaptativo (ver noticia), que reduce el consumo el 5% o los sistemas de propulsión alternativos, como el coche a gas natural o el híbrido. En este último caso, las versiones enchufables pueden llegar a reducir los costes de energía hasta el 90%.

La función de conducción a vela (ver noticia), que puede ahorrar el 10% en combustible, es uno de los más recientes. También lo son, y quizás menos conocidos, los sistemas de navegación inteligente (-15%) y la transmisión continua variable (-7%).

En el caso de la navegación inteligente, el vehículo reduce la velocidad por inercia antes de llegar a una población. Lo hace mediante la conexión en red de datos de los mapas con la unidad de propulsión del vehículo. El software de navegación reconoce, por ejemplo, que después de dos kilómetros cuesta abajo hay un poblado y recorre ese trayecto en el modo “conducción a vela”, sin consumir combustible, o recupera más energía para el sistema eléctrico de propulsión.

Por su parte, la transmisión variable continua (CVT) se distingue de las tradicionales automáticas en que no requiere puntos de cambio fijos, lo que hace posible la conducción con una fuerza de tracción y unas revoluciones constantes. Es un dispositivo especialmente efectivo en tráfico urbano con retenciones, que reduce el consumo de combustible hasta el 7% ya que, según explica Bosch, el motor siempre funciona en el punto de potencia más eficiente.

Los talleres deben tener en cuenta este tipo de tendencias del sector de la automoción, ya que tarde o temprano acabarán por pasar por sus instalaciones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña