Electromecánica | Bosch presenta nuevos sistemas predictivos de frenada de emergencia

Desde una velocidad de 40km/h, el iBooster hace que el vehículo se detenga automáticamente en 190 milisegundos.

Estos dispositivos son el siguiente paso hacia la conducción libre de accidente, según Bosch Estos dispositivos son el siguiente paso hacia la conducción libre de accidente, según Bosch
Estos dispositivos son el siguiente paso hacia la conducción libre de accidentes, según Bosch

La compañía Bosch acaba de presentar su nuevo sistema de frenada de emergencia, el cual detecta peatones, ciclistas y otros elementos que pueda haber en la vía con el fin de evitar incidentes graves, haciendo que el vehículo se detenga automáticamente desde una velocidad de 40 km/h.

De esta forma, cuando el sensor de radar o vídeo de este sistema prevé una posible colisión, el iBooster inicia el frenado completo en 190 milisegundos, menos tiempo del que se tarda en parpadear dos veces.

Los sistemas de asistencia al conductor, explica la compañía, no sólo están preparando el camino hacia la conducción automatizada, sino que ya están ofreciendo una conducción libre de estrés y relajada.

"Son el siguiente paso en el camino hacia la conducción libre de accidentes", asegura Dirk Hoheisel, miembro del consejo de administración de Bosch. "Estos asistentes electrónicos están siempre vigilantes y, en situaciones de emergencia, responden más rápido de lo que cualquier conductor podría hacerlo”, añade.

Equipar cada coche con un sistema de este tipo, según esta firma, evitaría hasta el 43%de los accidentes en los que se encuentran involucrados automóviles y bicicletas, y las lesiones personales, al menos, podrían mitigar su gravedad.

"Un asistente de frenada de emergencia podría reducir la distancia de frenada en unos pocos centímetros cruciales, que pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte", dice Gerhard Steiger, presidente de la división Chassis Systems Control de Bosch.

El Programa Europeo de Evaluación de Nuevos Automóviles, o Euro NCAP, ha reconocido la importancia de estos sistemas en la seguridad vial. Por ello, a partir de 2018, la asociación de protección al consumidor incluirá la frenada de emergencia con detección de ciclistas en su clasificación, donde, desde 2016, están incluidos los sistemas con detección de peatones.

Por otro lado, Bosch subraya que los dispositivos de asistencia al conductor son un elemento clave para aumentar la seguridad vial, ya que son capaces de mantener el coche en su carril, alertar de obstáculos, proporcionar apoyo al entrar y salir de las plazas de estacionamiento y ayudar a mantener la distancia de seguridad, entre otros.

Además, la enseña indica que los sensores proporcionan imágenes cada vez más precisas del entorno del automóvil y su interacción con el frenado y la dirección se está haciendo cada vez más rápida y eficiente.

La compañía subraya que los sensores de radar traseros de media distancia, que monitorizan los cambios de carril, también pueden evitar que tras aparcar el coche, el conductor o su acompañante salgan del coche sin mirar si alguien se acerca por detrás en el momento de abrir la puerta.

La alarma está activa para todas las puertas del vehículo y advierte a los ocupantes, incluso varios minutos después de haber apagado el motor, antes de que salgan descuidadamente del vehículo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña