Electromecánica | Bosch prevé ingresar más de 1.000 M€ en 2016 por sus sistemas ADAS

Su solución para simplicar la búsqueda de aparcamiento y automatizar el proceso de estacionamiento, disponible en 2018.

Bosch prevé ingresar más de 1.000 M€ en 2016 por sus sistemas ADAS Bosch prevé ingresar más de 1.000 M€ en 2016 por sus sistemas ADAS
Bosch prevé ingresar más de 1.000 M€ en 2016 por sus sistemas ADAS

Bosch espera alcanzar en 2016 un hito en cuanto a los sistemas de asistencia al conductor (ADAS) ya que prevé superar "por primera vez los 1.000 millones de euros", según Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch.

A nivel mundial, cerca de 2.500 ingenieros de Bosch -unos 500 más que el año pasado- trabajan en el futuro desarrollo de los sistemas de asistencia al conductor y de conducción automatizada.

Hoheisel acaba de pronunciarse sobre uno de las últimas soluciones del fabricante sobre tecnologías y servicios de aparcamiento: 'smart parking', una solución que pretende simplicar la búsqueda de aparcamiento y automatizar gradualmente el proceso de estacionamiento.

Entre los clientes potenciales interesados en la búsqueda de soluciones de aparcamiento de Bosch, se encuentran, según la multinacional "los fabricantes de automóviles y operadores de aparcamientos, así como ciudades y comunidades de todo el mundo".

En Alemania, se necesita un promedio de diez minutos para encontrar una plaza libre de aparcamiento. Bosch asegura que consigue reducir esta búsqueda de dos maneras: una, mediante sensores especiales de ocupación en plazas de aparcamiento o parkings que detectan e informan sobre los espacios disponibles. Y, dos, Bosch utiliza los sensores de ultrasonidos -que se están convirtiendo ya en equipamiento estándar en un número creciente de vehículos - y los emplea en la búsqueda de aparcamiento en las calles.

La información se envía a través de la Unidad de Control de Conectividad y se procesa de manera anónima en la nube 'Bosch IoT Cloud' para generar mapas digitales de las plazas de aparcamiento. Utilizando un proceso inteligente, Bosch genera un mapa digital basado en un callejero estándar. Los conductores pueden acceder a estos mapas, por ejemplo, a través de internet o mediante el sistema de navegación de su vehículo, y dejarse guiar directamente hasta las zonas con plazas de aparcamiento libres.

Además, el sistema aplica métodos de minería de datos para discriminar si el espacio detectado no es una plaza de aparcamiento (por ejemplo, paradas de autobuses o vados) y no etiquetarlo como una plaza de estacionamiento.

Este sistema se lanzará al mercado para todos los conductores en 2018, como tarde, según Bosch. "El estacionamiento totalmente automatizado estará listo para su producción en serie antes que la conducción totalmente automatizada", dice Hoheisel.

Entre otras razones, argumenta el fabricante, porque los obstáculos legales para su introducción "son más fáciles de superar, especialmente los relativos a los requisitos para la matriculación del vehículo. Los ajustes necesarios que se deberán introducir en la legislación reguladora, que en Alemania está parcialmente alineada con la Convención de Viena sobre circulación por carretera, están ya en las agendas políticas de todo el mundo".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña