Electromecánica | Bosch amplifica la fuerza de frenada con iBooster

Bosch iBooster, amplificador de fuerza de frenada Bosch iBooster, amplificador de fuerza de frenada
Bosch iBooster, amplificador de fuerza de frenada

Mayor autonomía para híbridos y eléctricos, menor distancia en frenadas y tacto individualizable del pedal de freno. Todo esto es lo que da de sí el nuevo amplificador inteligente electromecánico de la fuerza de frenada de Bosch, el iBooster, que se lanzará en 2013 para tres proyectos de fabricación en serie.

Este sistema apoya la orden de frenada del conductor, sea cual sea la situación, y permite recuperar de manera casi completa la energía que se genera cuando éste pisa el freno. De este modo, el iBooster permitirá a vehículos híbridos y eléctricos servirse de esa energía para reducir al máximo su consumo y alargar su autonomía.

Para apoyar la fuerza de frenado, Bosch ha integrado un motor eléctrico que, según la situación, controla su amplificación a través de un mecanismo de transmisión de dos niveles.

Así, la presión baja, que hasta ahora se generaba mediante el motor de combustión, ya no es necesaria, por lo que se reduce el consumo y se apoya a otras funciones como el Start/Stop o el modo de conducción “a vela”, que apaga el motor cuando el conductor no pisa el acelerador (ver noticia).

Además, si el sistema de frenada predictiva de emergencia detecta una situación peligrosa, el iBooster puede generar la máxima presión de forma autónoma en tan sólo 120 milisegundos, es decir, casi tres veces más rápido que los sistemas convencionales.

Otra ventaja consiste en la posibilidad de que los ingenieros de desarrollo puedan diseñar libremente el tacto del pedal y adaptarlo a los deseos del cliente, mediante la definición de las llamadas curvas características de los frenos. Estos pueden responder de manera adaptada a los distintos modos de conducción del vehículo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña