Electromecánica | Bosch acerca al taller los retos y posibilidades de los sistemas ADAS

Nuevo equipamiento, herramientas de calibración y software específico se hacen imprescindibles para intervenir sobre ellos.

Bosch acerca al taller los retos y posibilidades de los sistemas ADAS Bosch acerca al taller los retos y posibilidades de los sistemas ADAS
Bosch acerca al taller los retos y posibilidades de los sistemas ADAS

Sensores de ultrasonidos, radares de media y larga distancia y cámaras de video estéreo montados estratégicamente en diversos puntos de la carrocería del vehículo. Los talleres tendrán que familiarizarse con estos elementos que forman parte de los sistemas avanzados de ayuda a la conducción (ADAS), cuya incorporación de serie crecerá a un ritmo del 20% anual en los próximos años.

Bosch, uno de los principales fabricantes de muchos de estos componentes, gobernados en su mayoría por la electrónica, es consciente de que la intervención sobre estos sistemas en el mercado de la posventa abre nuevos retos a los talleres del futuro. Y lo quiso explicar en un evento celebrado en el Centro de Formación de su sede central en Madrid.

Atención, talleres. Si queréis reparar sistemas ADAS, es imprescindible contar con software, equipos de diagnosis, herramientas de calibración y ajuste, alineadores de dirección y un amplio conocimiento de estas tecnologías, adquirida a través de la formación. Lo dijo Iván Contreras, responsable de Marketing de Producto de Robert Bosch, en un evento ante medios especializados y operadores de la posventa (asociaciones, centros de investigación, consultoras, etc.), que tuvo continuidad por la tarde con un auditorio distinto, compuesto por distribuidores Bosch.

Un consejo más para los talleres interesados. Tendrán que seguir, en este tipo de operaciones, las directrices de los fabricantes, y no son iguales, varían según cada marca. Los elementos clave de los ADAS son los sensores. Por tanto, de su correcta calibración y reparación y/o sustitución (en caso de golpe, accidente o desgaste) depende la eficacia del funcionamiento de estos sistemas. Aquí es dónde se abre la oportunidad de negocio para los talleres que estén dispuestos a invertir en formación y en un equipamiento que para este tipo de intervenciones Bosch agrupa bajo la denominación Driver Assistance Calibration Tools.

Son equipos y herramientas específicas de calibración, como el DAS 1000, para sensores de radar y cámaras de vídeo delanteras, aparato universal dotado con herramientas de ajuste y módulos de alineación para las diferentes marcas de automóviles.

Incluida en esta gama de equipamiento taller se encuentra también el SCT 415, una solución multimarca con importantes ventajas exclusivas, como la posibilidad de actualizar y activar nuevas funcionalidades basadas en el desarrollo de sensores y un láser de luz verde para un fácil y rápido posicionamiento del equipo según el eje geométrico del vehículo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña