Concesionarios | Cómo afecta la realidad virtual al proceso de fabricación y venta de un vehículo

Los sistemas 3D permiten realizar 95.000 simulaciones de los nuevos modelos y reducir el tiempo de producción, según Seat.

La industria del automóvil ha ido cambiando la forma de fabricar los vehículos con el paso de los años hasta llegar a los actuales sistemas 3D, que han revolucionado la manera de crear y desarrollar los coches en las últimas décadas.

Pero, ¿cómo se aplican estas nuevas herramientas en la producción de un coche? La compañía Seat explica, en primer lugar, que dispositivos como las gafas Full HD permiten a los diseñadores de los nuevos modelos sumergirse en una experiencia de conducción similar a la que tendrá el futuro cliente.

Pese a que el diseño siempre empieza con lápiz y papel, pronto llega la fase 3D, con la que se pueden valorar tanto aspectos puramente creativos como otros más funcionales, “lo que permite garantizar el 90% de la viabilidad de su proyecto en una fase muy inicial”, subraya la enseña.

Así, por ejemplo, la compañía española, gracias a la realidad virtual, ha podido realizar 95.000 simulaciones en 3D del nuevo Seat Ibiza. Con ello se han podido realizar tests virtuales de colisiones para que los futuros coches sean cada vez más seguros. En el caso del Seat Ateca se llegaron a mejorar unos 800 puntos antes de fabricarse.

Mediante este sistema de trabajo, durante los cerca de tres años y medio de desarrollo de un vehículo se analizan con esta técnica hasta 3 millones de elementos, una cifra que se limitaba a 5.000 hace 30 años.

Asimismo, esta tecnología, añade la enseña, ha permitido reducir a la mitad el número de prototipos que se tienen que fabricar físicamente antes de lanzar un modelo y emplear el 30% menos de tiempo en su producción. Además, la compañía automovilística destaca que estas modernas herramientas permiten realizar mejoras y tomar decisiones con mucha más rapidez.

Todo ello redunda de forma positiva en los clientes, explica la marca, “no sólo en la precisión y calidad del producto, sino en la reducción del precio final”.

Por otro lado, las tecnologías virtuales permiten una experiencia inmersiva para reproducir el mundo real. Así, la firma indica que en el Centro de Prototipos de Desarrollo (CPD), gracias a las gafas 3D y unos mandos, se imitan los movimientos que realizan los operadores en la línea de montaje, optimizando el tiempo de trabajo y mejorando de su ergonomía.

Además, la enseña asegura que el momento en que los clientes eligen su coche “catálogo en mano, pasará pronto a la historia”. Gracias a la realidad virtual, los usuarios podrán configurar el acabado y color del vehículo, y ver el resultado gracias a unas gafas 3D. Y podrán “vivir la experiencia de conducción de forma virtual en los concesionarios”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña