Concesionarios | La publicidad hace caer la venta de vehículos diésel

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos impulsados con este combustible crecieron el año pasado solo el 1,7% más que los de gasolina.

La legislación será un factor muy importante de cara al futuro, según la compañía Opel
La legislación será un factor muy importante de cara al futuro, según la compañía Opel

Las ventas de turismos y todoterrenos impulsados por diésel (48,3%) crecieron el año pasado en España solo el 1,7% más que los movidos por gasolina (46,6%), debido a una publicidad que "asusta" y a decisiones "contundentes" tomadas por las administraciones, según apunta la compañía Opel.

No obstante, el director general comercial de Opel España, Jonathan Akeroyd, afirma que la caída progresiva experimentada por la matriculación este tipo de vehículos se suavizará este año, ya que la gente continuará confiando en los beneficios de este combustible.

"La gente estaba asustada. Hemos visto un pequeño bajón pero la situación se va a restablecer. La publicidad y los comentarios de lo malo que es el diésel asustan un poco, aunque todo se suavizará", indica.

Sin embargo, añade que la legislación que regule la circulación de estos automóviles será un factor muy importante de cara al futuro de este tipo de vehículos.

Así, países como Alemania ya se están planteando prohibir la circulación de los diésel a medio plazo. Y, en España, en concreto en las Islas Baleares, ya se ha proyectado prohibir el acceso de vehículos diésel a partir de 2025 y del resto de automóviles térmicos a partir 2035, con el fin de que estos sean 100% eléctricos a partir de 2050.

Ante esta perspectiva, el directivo inglés ha ensalzado el papel del GLP (Gas Licuado de Petróleo), un combustible considerado 'verde' y que no provoca problemas en la autonomía de los vehículos.

Por ello, Opel ha reforzado la gama de su modelo Crossland X con la incorporación de una versión de Autogas GLP, que permite un ahorro de coste de carburante de hasta el 40%, según el fabricante.

Por otro lado, Akeroyd ha añadido que pese a los planes de incentivo para la compra de vehículos nuevos aprobados por el Gobierno, es necesario el Plan PIVE tradicional con achatarramiento. Tanto fabricantes como asociaciones han solicitado la vuelta de este programa para rebajar la edad media del parque automovilístico español que se sitúa en los 12 años.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña